Posts etiquetados ‘Policía Nacional’

https://i2.wp.com/www.interior.gob.es/file/60/60451/60451.jpg

Cosidó ha analizado la situación de la delincuencia y el Plan Estratégico de la Policía Nacional con todos los mandos territoriales cuyo trabajo está más próximo y cercano al ciudadano 

En esta jornada también se ha abordado el nuevo Código Ético que aglutina valores y principios esenciales en esta Institución y cuyo objetivo es consolidar el apoyo y respeto a la Policía

Uno de los pilares básicos de este encuentro ha sido la presentación de la Policía 3.0 para mejorar recursos y servicios electrónicos, lograr una mayor transparencia y facilitar una mayor participación ciudadana 

En esta convención se ha presentado la implementación del “cloud” privado policial, la transformación de las Salas del 091 en Centros Inteligentes de Mando, Comunicación y Control, o el desarrollo de la tarjeta eDNI 3.0

También se ha analizado la Ley de Personal y Recursos Humanos y las novedades que introducirá en el ingreso y regulación de las distintas escalas y categorías policiales 

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha reunido hoy por primera vez en la historia a todos los mandos de la Policía Nacional de las distintas unidades centrales y dependencias territoriales para profundizar en el servicio de calidad ofrecido al ciudadano.

Esta primera convención ha reunido a más de 330 altos mandos, desde la Junta de Gobierno en pleno hasta los jefes de unidades centrales, jefaturas superiores, comisarías provinciales, locales y de distrito, y Puestos Fronterizos. El objetivo principal de Cosidó ha sido encontrarse con los responsables policiales territoriales cuyo contacto con el ciudadano es más directo y cercano para conocer las inquietudes de éstos y poder así fortalecer la atención que se presta al ciudadano.

Junto al director general de la Policía ha estado el director adjunto operativo, Eugenio Pino, y los tres subdirectores generales de Recursos Humanos, Logística y del Gabinete Técnico, además del resto de la Junta de Gobierno.

Servicio público al ciudadano

Durante esta jornada se ha evaluado la delincuencia durante el año 2012 y los dos primeros meses de este año. Unos resultados que revelan un progresivo descenso de la criminalidad, que durante el pasado año fue de casi un 2%. Resultados que avalan la buena valoración que los ciudadanos tienen la Policía Nacional con una nota media de 7. Teniendo también presente que la mayoría de ellos – el 50% – acude principalmente a dependencias de la Policía Nacional en caso de denuncias u otros trámites, repartiéndose el otro 50% entre el resto de fuerzas y cuerpos de seguridad o dependencias judiciales.

Por eso el director general de la Policía ha querido reunir a los responsables de las comisarías con quienes el ciudadano tiene su primer contacto. En esta convención de mandos se ha abordado el Plan Estratégico de la Policía para los próximos tres años que pretende una transformación de la Policía basada en la innovación tecnológica y un uso más eficiente de sus recursos para lograr que España sea un país todavía más seguro. Entre las pautas marcadas destaca la lucha contra el ciberdelito, que se convierte así en una de las prioridades estratégicas de la Policía Nacional, junto a la seguridad económica, y el servicio y ayuda humanitaria.

Innovación policial 3.0

Durante esta jornada se ha querido explicar también a todos los comisarios y altos mandos que han acudido al encuentro el significado de una Policía 3.0. La Dirección General de la Policía busca la modernización mediante la racionalización y optimización de los medios y recursos disponibles con el objetivo de mejorar la transparencia, la participación ciudadana y facilitar el acceso a servicios de forma electrónica.

En este encuentro se ha abordado la implementación del “cloud” privado policial para facilitar el trabajo del policía donde éste se encuentre en cualquier momento; la adaptación de los sistemas informáticos al Esquema Nacional de Seguridad; la persecución de una Administración sin papeles y para ellos interconectar bases de datos policiales con otras externas como la de los Registros Civiles u otras del Ministerio de Justicia, o la transformación de las Salas del 091 en Centros Inteligentes de Mando, Comunicación y Control.

Otro de los asuntos que se han abordado en esta área ha sido la extensión de la utilización del DNI electrónico y el desarrollo de la nueva versión de la tarjeta eDNI 3.0 que supondrá una consiguiente extensión de servicios.

Principios y valores de la esencia policial

En esta convención también se ha expuesto el borrador del Código Ético de la Policía Nacional que ha sido presentado la semana pasada ante el Consejo de la Policía. El objetivo de este código deontológico es regenerar valores como pilar fundamental de la transformación que se quiere llevar a cabo dentro de la Policía Nacional con el fin último de fortalecer a la Institución y obtener un mayor apoyo y respeto de la ciudadanía.

Este código supone una garantía adicional a un servicio de seguridad pública de calidad y recoge principios y valores que están desarrollados en diferentes normas y declaraciones de alcance universal. Unos principios que son ejercidos diariamente por todos los agentes que integran la institución policial pero que deben estar recogidos en un texto único para su estudio en Centros de Formación e interiorización por todos los componentes de la Policía Nacional como base fundamental de su actuación policial.

Por último, también se ha aprovechado para exponer la nueva Ley de Personal y Recursos Humanos que regulará las nuevas exigencias para el ingreso al cuerpo a las distintas escalas y categoría, el ascenso y promoción, las distintas especialidades y la homologación de los estudios realizados por los agentes a los largo de su carrera profesional con el sistema educativo actual.

http://www.interior.gob.es/press/primera-convencion-de-mandos-de-la-policia-nacional-para-profundizar-en-el-servicio-de-calidad-al-ciudadano-15013

Cuerpo Nacional de Policía

Hoy viernes ante el Consejo de la Policía

Su objetivo es el respeto y la defensa de la dignidad humana y el impulso del ejercicio profesional policial desde la máxima integridad

Condensa en un único texto todos los principios y valores que ha aquilatado la Policía española a lo largo de casi dos siglos de historia y está inspirado en declaraciones universales 

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha presentado hoy viernes, ante el Consejo de la Policía, el borrador del Código Ético de la Policía Nacional que supone una garantía adicional a un servicio de seguridad pública de calidad. Los principios y valores que recoge este texto están desarrollados en diferentes normas y declaraciones de alcance universal y son ejercidos diariamente por todos los agentes que integran la institución policial. El objetivo de este Código Ético es condensar  y sintetizar en un documento único esos principios para que sean estudiados en los centros de formación e interiorizados por todos los componentes de la Policía Nacional como base fundamental de su actuación policial.

El director ha afirmado en distintos foros que “la formación y experiencia de todos los componentes de la Policía Nacional permite ofrecer un servicio de seguridad a la comunidad respetuoso con los derechos humanos y las libertades públicas”. La sociedad española cuenta con una Policía que garantiza la ley, previene la delincuencia y persigue el delito. A estos fines hay que sumar  las funciones de asistencia y servicio público respetando los derechos fundamentales. La dotación de un Código Ético supone un paso más en la línea de asumir equilibrio entre las fuerzas de policía y los derechos y las libertades de los ciudadanos, esenciales en el Estado de Derecho.

Un manual de liderazgo social y profesional

Este código deontológico quiere ser un instrumento útil para el policía y válido también para la sociedad, al convertirse en una garantía adicional al actual sistema de derechos y garantías constitucionales. Su objetivo es el respeto y la defensa de la dignidad humana y el impulso del ejercicio profesional policial desde la máxima integridad. Con la interiorización de los principios y valores recogidos en este Código se pretende que finalmente sea cada agente, -de manera voluntaria, libre y responsable-. el que decida con criterios éticos cuándo, cómo y dónde intervenir. El código que se presenta esta semana es un manual de liderazgo social y profesional cuyo propósito es generar una Policía Nacional más ejemplar si cabe, más prestigiosa, proactiva en prevención, responsable, transparente, imparcial y con una prioridad: la atención al ciudadana.

La Policía está sometida a las exigencias de la ley del mismo modo que el resto de ciudadanos, y como tal goza de los mismos derechos. Cualquier vulneración, abuso o infracción por parte de algún agente supondrá la pérdida de confianza de la comunidad y la intervención de los mecanismos de control existentes al efecto.

El Código Ético de la Policía Nacional se adecua al marco europeo y da respuesta a la recomendación del Consejo de Europa sobre el Código Europeo de Ética de la Policía, además de apoyarse en los principios básicos de actuación recogidos en la LO 2/86 de FFCCSS.

Principios éticos

  • Contribuir al bienestar y la cohesión social como primer objetivo de la institución policial
  • Proteger y respetar el libre ejercicio de los derechos y libertades de todos los ciudadanos, así como la dignidad e integridad de las personas, especialmente las que se encuentren bajo custodia
  • Colaborar con la administración de justicia en la aplicación de las leyes, la investigación de los delitos y en la protección y tratamiento correcto de las víctimas, testigos y detenidos
  • Cumplir las órdenes siempre que se ajusten a los criterios de legalidad y ética profesional y oponerse a realizar todas aquellas que puedan vulnerar derechos fundamentales o vayan contra la Constitución o las leyes
  • Rechazar todo acto de corrupción y actuar para evitarlos, denunciando todos aquellos de los que se tuviera conocimiento
  • Evitar toda discriminación por razón de raza, etnia, religión, creencias, sexo, edad, ideología, discapacidad o cualquier otra de similar naturaleza.
  • Dar un trato correcto a los ciudadanos a quienes se ofrecerá información suficiente y se asistirá en aquellas situaciones que requieran una primera actuación para evitar cualquier situación de riesgo o desamparo
  • Prestar un tratamiento especializado a las personas más vulnerables de la comunidad
  • Guardar el secreto profesional de todas las actuaciones, garantizando el derecho a la intimidad y a la propia imagen
  • Evitar situaciones de abuso de poder y hacer un uso siempre proporcionado de la fuerza aplicando preferentemente la prevención
  • Responsabilizarse individualmente de todas las actuaciones profesionales y oponerse a aquellas que puedan vulnerar las disposiciones de este Código y de la legislación vigente

http://www.interior.gob.es/press/el-director-general-de-la-policia-ha-presentado-el-codigo-etico-como-garantia-adicional-a-un-servicio-de-calidad-al-ciudadano-14999

Al final, tendrá que pronunciarse la Justicia. Y no es lo habitual. Los problemas de competencias policiales, los choques entre cuerpos, esos trapos sucios de los uniformados, se solían barrer en casa. Pero el último episodio, el que puso frente a frente a la Guardia Civil y a la Policía Nacional, en pleno consulado de Francia en Madrid, (por Dios, qué imagen internacional), y con un paquete sospechoso de contener elementos radioactivos, será revisado por un juez.

Primero fue el susto, luego (cuando aún no se había podido determinar si la sustancia era peligrosa o no) la pelea para ver quién llevaba las riendas sobre el hallazgo de una sustancia sospechosa recibida en la embajada y que hacía temer que fuesen sustancias químicas y estuviéramos ante un atentado. Finalmente, el bochorno de que tenga que ser la Justicia la que ponga paz entre cuerpos llamados hermanos.

Fue el Sindicato Profesional de Policía, el que aglutina a la gran mayoría de los mandos del Cuerpo Nacional de policía, el que decidió acudir a la Justicia para tratar de poner orden en algo que considera que está totalmente desordenado.

Y ha presentado una querella contra varios guardias civiles que considera que “obstaculizaron” el trabajo de la Policía en el consulado francés durante una situación de máxima alerta con riesgo de atentado con material radioactivo.

Según explica este sindicato, los agentes denunciados retuvieron a los efectivos de los Tedax-NRBQ (los especialistas de la Policía Nacional en desactivación de todo tipo de explosivos) “durante más de 20 minutos con un paquete sospechoso, lo que puso en peligro la seguridad de los ciudadanos y los diplomáticos galos”.

El sindicato de los mandos policiales explica en su denuncia que el pasado 12 de febrero varios agentes del Instituto Armado impidieron a los especialistas de la Policía trasladar a sus laboratorios un paquete sospechoso localizado en el consulado francés en Madrid. Entiende que la obstaculización sin sentido del trabajo de la Policía puso en peligro la seguridad de los ciudadanos. De hecho, interpretan que los agentes del Cuerpo hermano impidieron a los funcionarios del CNP cumplir las órdenes de la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes.

“Esta irresponsable actitud de la Guardia Civil puso en peligro la vida de funcionarios, ciudadanos y personal consular”, añade el sindicato. La querella se fundamenta en las coacciones a los policías y en la desobediencia a la autoridad competente, la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid, responsable de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la región.

El escrito destaca que la Guardia Civil ejerció “una doble coacción”. Por un lado, “impidió la recogida y examen por los técnicos en desactivación de explosivos del paquete sospechoso”. Por otra parte, “rodeó el furgón” policial y lo retuvo durante más de 20 minutos, incumpliendo los protocolos de seguridad establecidos para estos casos.

“Unos diez o doce guardias civiles”, explica la querella, “tanto uniformados como de paisano, rodearon el vehículo” que se disponía a trasladar a lugar seguro el paquete. En un primer momento, se temió que este último tuviera relación con la amenaza yihadista consecuencia de la política del Estado francés en Mali.

Los policías que custodiaban el objeto optaron por eludir un enfrentamiento con los funcionarios de la Guardia Civil aun sabiendo que eran los competentes para actuar según la legislación; de este modo evitaron un mal mayor. Posteriormente, los afectados denunciaron los sucesos en los juzgados de plaza de Castilla. Con esta querella, el SPP pretende impedir la repetición de incidentes similares, ya que la seguridad ciudadana está por encima de cualquier tipo de descoordinación.

Desde la Guardia Civil no se ha leído nunca el incidente de esta manera. Es más, entendieron que actuaron siempre bajo el amparo de la ley, que la zona competencia del Instituto Armado incluye ese consulado y que fue la Policía la que trató en todo momento de hacerse con un caso que no les correspondía.

Es más, el general jefe de la zona de Madrd, lejos de entender que se había producido un incidente de descoordinación de extrema gravedad, ha avalado el “trabajo” de sus subordinados y ha pedido al resto del Cuerpo que tomen como ejemplo su comportamiento. Ha remitido una felicitación interna para los agentes inmersos en esta polémica. En una carta remitida el pasado 6 de marzo, felicita a los 15 agentes que participaron en el operativo que tuvo el enfrentamiento con los policías nacionales. Y habla de “gran interés, iniciativa y alta profesionalidad”. “Les exhorto a continuar en la misma línea de actuación a la vez que deseo sirva de estímulo a los demás componentes de las unidades”. Un teniente coronel, tres sargentos, dos tenientes, un alferez y ocho guardias han sido felicitados por su comportamiento en un incidente que pudo tener consecuencias importantes si finalmente el paquete hubiera tenido algún tipo de componente explosivo.

Ahora, la Justicia dirá. Pero quizá sí hay que reclamar a las fuerzas de seguridad que se amolden a los protocolos establecidos y que nunca NUNCA una guerra competencial pueda poner en situación de riesgo a nadie. Lo primero, solucionar el problema y luego analizar quién tenía que haber estado allí. Esto es lo que parece que marca el sentido común.

Fernando Lázaro – elmundo.es

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/bajosfondos/2013/03/18/policias-denuncian-a-guardias-civiles-y.html

https://i2.wp.com/www.interior.gob.es/file/59/59740/59740.JPG

Declaraciones de los portavoces del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil sobre el Balance 2012 de la Lucha contra el Robo de Patrimonio Histórico

 

Durante el año 2012, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil detuvieron a 81 personas relacionadas con delitos contra el patrimonio histórico. En total se han llevado a cabo 40 investigaciones vinculadas principalmente con la falsificación de obras de arte y la protección contra el expolio arqueológico.

Estas actuaciones se encuadran en el especial interés del Ministerio del Interior por frenar el expolio del patrimonio histórico español, tal como anunció el titular del Departamento, Jorge Fernández Díaz, durante su primera comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados en enero de 2012. El objetivo, según explicó el ministro del Interior, es proteger y defender de forma eficaz el patrimonio histórico frente al expolio y frente a la exportación ilegal.

Operaciones destacadas del Cuerpo Nacional de Policía

La Brigada de Patrimonio Histórico del Cuerpo Nacional de Policía, a través de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), desarrolló en 2012 un total de 32 investigaciones relacionadas con delitos contra el patrimonio histórico, de entre las que destacan:

Operación “Curtidor”. Fueron detenidas e imputadas 9 personas por delitos de estafa, falsificación documental y contra la propiedad intelectual. Los detenidos comerciaban con todo tipo de piezas de procedencia ilícita, desde pintura falsa de artistas contemporáneos, copias actuales de tablas que simulaban ser de época, arqueología, hasta piezas de marfil labradas y colmillos de elefante sin tallar.

Operación “Calixtino”. Tras una larga y compleja investigación, agentes de la Brigada de Patrimonio Histórico del Cuerpo Nacional de Policía, con el apoyo de la Comisaría Local de Santiago de Compostela y especialistas de Policía Científica, detuvieron a 4 personas relacionadas con el robo del Códice Calixtino del Archivo de la Catedral de Santiago de Compostela. Los arrestados fueron un electricista, antiguo trabajador del templo, su esposa, su hijo y otra mujer vinculada a la familia. Se realizaron cuatro registros en los que se intervinieron más de 1.000.000€. Además, se recuperaron varios libros religiosos antiguos, numerosa documentación relacionada con los responsables y religiosos de la Catedral, correspondencia de los canónigos y llaves de acceso a dependencias del templo.

Operación “Artxanda”. Se inició a raíz de una investigación de una red extendida por Cataluña, País Vasco, Valencia y Castilla La Mancha, dedicada al intercambio y compra-venta de material militar en desuso, inutilizado en la Guerra Civil española y Segunda Guerra Mundial. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, pertenecientes a la UDEV Central, en colaboración con la Jefatura Superior de Cataluña, detuvieron a 10 personas e intervinieron centenares de granadas, fusiles, ametralladoras, bombas de aviación, obuses, armas cortas, proyectiles, lanzagranadas, morteros y piezas de arqueología.

Operación “Mompó”. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron a dos personas relacionadas por falsificación de obras pictóricas de diversos autores como Pablo Picasso, Joan Miró y Manuel Hernández Mompó. En los registros del domicilio y el taller del pintor detenido se intervinieron 15 obras falsas.

La actuación de la Guardia Civil

La Guardia Civil realizó en 2012 más de 40.000 actuaciones preventivas en defensa del Patrimonio Histórico, entre las que destacan los numerosos controles y patrullas llevados a cabo para la protección de yacimientos, inspecciones de anticuarios, vigilancia de fronteras y de parajes naturales, espacios protegidos y fondos marinos entre otros.

Durante el año 2012 los agentes de la Guardia Civil detuvieron a 39 personas e imputaron a otras 34 relacionadas con delitos contra el patrimonio histórico. Asimismo, se denunciaron 465 infracciones administrativas.

De las actuaciones preventivas llevadas a cabo en 2012, destaca la operación “Piteros” en la que se incautaron de miles de objetos procedentes de yacimientos terrestres y de pecios. Durante esta operación se realizaron 751 inspecciones, se identificó a 139 personas y se formularon 67denuncias contra la normativa de Patrimonio Histórico.

Por otro lado, de las investigaciones culminadas en 2012, cabe destacar la llevada a cabo por el Grupo de Patrimonio de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil para la recuperación de los restos de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes (operación “Casiopea”); la operación “Destierro”, en la que se detuvo a 3 personas como presuntas autoras del robo con fuerza ocurrido en el Monasterio de San Pedro de Cardeña (Burgos), donde fueron sustraídas numerosas piezas históricas expuestas en dicho monasterio; la operación “Fedra-Medici”, gracias a la que se devolvieron a la Policía Judiciaria de Portugal 2 bustos de doble cara y una representación de San Luis de los siglos XVI y XVII; y la operación “Biblio”, que permitió la recuperación de 151 de los 173 libros del siglo XVI que había sido robados.

Dentro de la actividad preventiva que realiza la Guardia Civil, se está elaborando un mapa de puntos de interés para la protección de su patrimonio histórico o arqueológico, con el que se está actualizando el registro de lugares, yacimientos y pecios marinos existentes en la geografía española. Además, la Guardia Civil lleva a cabo inspecciones periódicas sobre establecimientos dedicados a la compra-venta de obras de arte y sobre las casas de empeño.

Dado que la vigilancia del mar territorial es otra de las competencias exclusivas atribuidas a la Guardia Civil se ha creado una Comisión Mixta de seguimiento junto al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para la Protección del Patrimonio Arqueológico Subacuático. Fruto de esta colaboración se va a incluir en el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), encargado de la vigilancia de nuestras costas, el mapa de los pecios marinos de manera que se podrá detectar en tiempo real cualquier embarcación situada sobre ellos con el fin de prevenir posibles expolios

Asimismo, la Guardia Civil participa asiduamente en grupos de trabajo con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y otros ministerios, junto con los responsables de las Comunidades Autónomas, para estudiar esta problemática e impulsar nuevas medidas que sirvan para proteger el patrimonio histórico y arqueológico español.

Con el fin de promover la participación ciudadana, se ha publicado un Catálogo de obras de arte sustraídas y recuperadas en la página web de la Guardia Civil.

http://www.interior.gob.es/press/la-policia-y-la-guardia-civil-detuvieron-a-81-personas-por-delitos-contra-el-patrimonio-historico-en-2012-14830

Policías y guardias civiles tuvieron ayer un duro enfrentamiento a causa de una actuación por una alarma de bomba en la sede del consulado de Francia en Madrid, hasta el punto de que tuvo que intervenir la Secretaría de Estado de Interior para calmar los ánimos y poner orden, según han confirmado fuentes de ambos cuerpos. La policía va a realizar un informe dirigido al ministro del Interior, Jorge Fernández, al objeto de que se delimite a cuál de los dos cuerpos corresponde la competencia en este tipo de situaciones.

El incidente comenzó a raíz de que ayer tarde se descubriera un paquete sospechoso en la legación diplomática, donde trabajan unas 120 personas, próxima a la plaza de Colón y a las sedes del PP, la Audiencia Nacional, el Consejo General del Poder Judicial y Tribunal Supremo. Ante la alarma, se cortó el tráfico y se desplazaron a la zona varias unidades de los bomberos, Summa-112, Samur, Policía Nacional y Municipal.

La alerta se activó poco después de las 16.15, cuando un empleado de la legación, de 25 años, abrió un paquete enviado por correo y encontró dentro unos polvos blanquecinos. Los responsables del consulado se alarmaron ante el temor de que pudieran tratarse de ántrax o alguna sustancia química peligrosa.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid envió al lugar a un equipo de técnicos en desactivación de explosivos (tedax), a los que la Guardia Civil que se encarga de la seguridad de la Embajada intentó impedir el paso alegando que la competencia del caso correspondía al instituto armado. Según fuentes policiales, eso originó momentos de fuerte tensión y la intervención de la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, y otras autoridades de la Secretaría de Estado de Interior.

Tras un agrio enfrentamiento verbal entre los guardias civiles y los tedax de la policía, estos lograron acceder al consulado, recogieron el paquete sospechoso y lo introdujeron en su vehículo. No obstante, un oficial de la Guardia Civil les obligó a hacerle entrega del objeto, según las mismas fuentes informantes. El instituto armado se ha hecho cargo de analizar la sustancia, que aparentemente es inocua, a tenor de los análisis realizados hasta ahora en dependencias de Valdemoro (Madrid).

La Guardia Civil sostiene que tanto la seguridad interior como exterior de la Embajada francesa es de su competencia y que, por eso, se opuso a la intervención del Cuerpo Nacional de Policía. Sin embargo, este considera que la Guardia Civil solo es responsable de la protección del edificio, pero no de la investigación de cualquier hecho delictivo que se registre en la sede diplomática. El director de la Policía, Ignacio Cosidó, va a cursar un escrito al ministro pidiéndole que se determine a qué cuerpo corresponde actuar en estos casos, dado que la reglamentación actual no lo clarifica suficientemente.

http://politica.elpais.com/politica/2013/02/13/actualidad/1360756994_495279.html

https://i1.wp.com/www.interior.gob.es/file/59/59609/59609.JPG
El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y el director de Europol, Rob Wainwright, durante la rueda de prensa ofrecida para explicar los detalles de la operación policial

El ransomware es un tipo de software malintencionado que -en nombre de distintos Cuerpos Policiales- bloquea el ordenador y solicita el pago de una multa de 100 euros por acceder a páginas que contienen pornografía infantil o webs de intercambio de archivos

Los agentes han desarticulado la célula financiera de la organización ubicada en la Costa del Sol y que blanqueaba el dinero logrado por este fraude, obteniendo sólo este grupo más de 1.000.000 € al año

Entre los arrestados se encuentra el responsable de la creación, desarrollo y difusión de las diferentes versiones del malware a nivel internacional: un ciudadano de 27 años y origen ruso que fue detenido en los Emiratos Árabes Unidos

En España, desde que se detectó en mayo de 2011, se han presentado más de 1.200 denuncias del conocido como “VIRUS DE LA POLICÍA”, aunque el número de perjudicados es mucho mayor

La operación policial ha estado dirigida por la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional y ha contado con la colaboración de EUROPOL, -para coordinar los grupos de trabajo en otros países afectados-, además de INTERPOL

Imágenes de vídeo de la operación “Ransom”

Descargar PDF de la nota de prensa

El Cuerpo Nacional de Policía ha llevado a cabo una compleja investigación contra una de las mayores redes de cibercrimen dedicada a infectar con ransomware millones de ordenadores de todo el mundo y  obtener  unos beneficios que superarían el millón de euros anuales. Una operación que permanece abierta y en la que hasta ahora hay 11 detenidos.

El conocido en España como “el virus de la Policía” es un tipo de malware que bloquea el ordenador y solicita el pago de una multa de 100 euros por acceder a páginas que contienen pornografía infantil o webs de intercambio de archivos. Sólo en nuestro país, desde que se detectó el virus en mayo de 2011, se han presentado más de 1.200 denuncias aunque el número de perjudicados es con seguridad mucho mayor. La investigación realizada por la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional se ha desarrollado a nivel internacional y ha afectado al menos a 22 países, siendo de especial importancia la colaboración de EUROPOL e INTERPOL para coordinar los grupos de trabajo en los países implicados.

1.000.000€ al año sólo en una célula financiera

La operación, bautizada con el nombre de “Ransom”, ha culminado con la detención del responsable de la creación, desarrollo y difusión de las diferentes versiones del malware a nivel internacional: un ciudadano de 27 años y origen ruso. Esta persona fue arrestada en los Emiratos Árabes Unidos donde se encontraba de vacaciones gracias a una Orden Internacional de Detención y cuya extradición a España ya está en curso.

Además, se ha logrado la desarticulación de la célula financiera establecida en la Costa del Sol y cuya actividad de blanqueo del dinero obtenido con el fraude podría reportarles más de 1.000.000 € anuales, que estarían sacando del país mediante complejos y difícilmente detectables medios de pago online. Además del detenido en Dubai, se han producido 8 arrestos en Benalmádena y otros dos en Torremolinos vinculados en la célula financiera, de ellos 6 son ciudadanos rusos, 2 ucranianos y otros 2 de origen georgiano.

Los investigadores han practicado seis registros en la provincia de Málaga en los que han intervenido numerosos equipos informáticos utilizados para la actividad delictiva; tarjetas de crédito en las que canjeaban los códigos de Ukash, Paysafecard y Moneypak procedentes de las víctimas del ransomware como forma de hacer el dinero en efectivo, y unas 200 tarjetas de crédito con las que habían extraído 26.000 € en efectivo los días anteriores a su detención y cuyo envío a Rusia tenían previsto para el mismo día de su arresto.

Un virus en nombre de la Policía

El ransomware actúa en función de parámetros pre-fijados de navegación web, relacionados con la actividad de la víctima a través de la Red y de su geo-localización y se activa bloqueando el equipo informático. Tras el bloqueo aparece una ventana emergente que, bajo la apariencia de un comunicado en nombre de diferentes Cuerpos Policiales según el país de la víctima, alerta al usuario de que en su ordenador se ha constatado un tráfico de datos y de navegación vinculados directamente con diferentes ilícitos penales, -como pornografía infantil, descargas ilegales o actividades de terrorismo-, por lo que le inducen a pagar una supuesta multa. Incluso, el texto de esta “sanción” se muestra en diversos idiomas, dependiendo de la localización geográfica de la víctima, proporcionando en este mensaje diversas cuentas de correo electrónico para hacer frente a la misma.

Los cibercriminales  convencen así a la víctima para  efectuar el pago de 100 euros a través de dos tipos de pasarelas de pago virtuales y anónimas, a modo de multa  por el ilícito penal  presuntamente detectado  para con ello conseguir el desbloqueo y el acceso de los datos del equipo informático infectado. Esta modalidad delictiva se denomina “ransomware”  -secuestro por malware, en inglés- y opera como cualquier secuestro convencional con la diferencia de que los rehenes en este caso son los datos e información del ordenador.

El pago se exigía a través de determinadas tarjetas prepago que tienen un valor asignado mediante un código de registro, con lo que se preserva en todo momento el anonimato de la transacción.

Sistemas de lavado de dinero virtual

La célula financiera estaba especializada en blanquear los beneficios que en forma de dinero electrónico generaba la organización a nivel mundial. Para ello empleaban tanto sistemas de lavado de dinero virtual, como otros sistemas de blanqueo tradicionales ligados al mundo físico utilizando diversos portales de juego online, pasarelas de pago electrónico o monedas virtuales.

Una de las formas utilizadas por la rama española asentada en la Costa del Sol para el blanqueo del dinero electrónico era la utilización de tarjetas de crédito americanas, las cuales eran enviadas directamente desde distintos puntos de Estados Unidos mediante paquetería postal, y utilizadas como soporte para posteriormente canjear y extraer el dinero en efectivo de los códigos procedentes de las víctimas del ransomware, a través de cajeros en España. Una vez conseguido esto, y como paso final para desvincular el dinero en efectivo de su actividad delictiva en España, realizaban giros internacionales de dinero a través de establecimientos de cambio y locutorios de su connivencia con destino final a Rusia y con una periodicidad diaria.

La operación policial ha estado dirigida por la Brigada de Investigación investigación, perteneciente a la Comisaría General de la Policía Judicial, y en ella han colaborado la Comisaría Provincial de Málaga y los GOES de la Costa del Sol. Además, ha contado con la coordinación de EUROPOL e INTERPOL, y la colaboración de Eurojust, el consejero de Interior de la Embajada Española en Moscú y la Embajada Española en los Emiratos Árabes Unidos.

El dispositivo ha estado dirigido por el Juzgado Central de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional con el apoyo de la Fiscalía especial de Criminalidad Informática. También ha contado con el apoyo del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) así como empresas sector privado relacionadas con las TICs. La operación permanece abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Consejos para evitar la infección de su ordenador

  • No pague NUNCA un rescate a los cibercriminales
  • Actualice el software del equipo informático
  • Use un antivirus y aplicaciones anti-malware
  • Realice back-ups periódicos y copias de seguridad
  • En caso de ser infectado, siga los consejos de desinfección que aparecen en la web de la Oficina de Seguridad del Internauta de INTECO con más de 750.000 visitas relacionadas con este virus durante el año 2012 (www.osi.es)

http://www.interior.gob.es/press/golpe-policial-a-una-de-las-mayores-redes-cibercriminales-especializada-en-infectar-millones-de-ordenadores-de-todo-el-mundo-14802

https://i1.wp.com/www.interior.gob.es/file/59/59538/59538.jpgLa delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, ha impuesto hoy la Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco al oficial de policía malagueño David Fernández Padilla que evitó la muerte por asfixia de un joven en Barcelona el pasado 19 de noviembre.

En el acto, la delegada del Gobierno en Cataluña ha destacado “el altruismo y la solidaridad propios del buen policía”, al recordar la acción que le ha valido a David Fernández la condecoración.

En su parlamento, De Luna ha manifestado que “estando fuera de servicio” el policía observó como un vehículo circulaba por la calle Joan Guell de Barcelona a escasa velocidad, realizando maniobras impredecibles y escuchó, al acercarse, gritos del conductor solicitando auxilio para su acompañante, que era su hermano.

“En ese crítico momento, afloró en David el altruismo y la solidaridad propios del buen policía”, ha subrayado la delegada, que ha puntualizado que “con la necesaria serenidad y templanza David socorrió al joven copiloto del citado vehículo en un momento en el que se temía por su vida”.

En plena crisis epiléptica, el joven tenia las vías respiratorias obstruidas por su propia lengua y el agente logró abrirle la boca con las manos y, valiéndose de un bolígrafo, consiguió liberarle las vías.

También ha señalado que la rápida y profesional intervención del policía fue crucial para su reanimación, tal como constató el personal sanitario que posteriormente atendió al joven.

Por su parte, el director general de la policía, Ignacio Cosido, ha destacado que la actuación de Fernández Padilla “singular y extraordinaria, ha prestigiado” al Cuerpo Nacional de Policía.

En su discurso, Cosido ha manifestado que su principal objetivo es “hacer una policía más humana” en la que se den actos como el que ha protagonizado David Fernández o el Rubén Gutiérrez, el oficial de Policía que salvó la vida de una mujer que cayó a las vías del Metro de Madrid el pasado 21 de enero.

También ha subrayado su empeño en que estos “servicios humanitarios” de los miembros del Cuerpo Nacional de Policía “tengan el máximo reconocimiento institucional” y ha destacado que en el medio mes que se empezaron a contabilizar ya se han registrado “más de 600 en toda España”.

En el relato de los hechos a los medios, David Fernández Padilla, que está en Barcelona desde octubre de 2011, ha explicado que actuó porque vio que al joven “no lo iba a ayudar nadie”, al tiempo que ha destacado la utilidad de la formación recibida como policía para hacerlo.

http://www.interior.gob.es/press/mas-de-600-servicios-de-auxilio-y-asistenciales-registrados-desde-la-puesta-en-marcha-del-sistema-de-seguimiento-informatico-14793

http://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2013/02/interior-condecora-policia-evito-muerte-asfixia-20130211-95240.html