Posts etiquetados ‘Seguriber’

Madrid Arena

Alerta y Control, la empresa de seguridad privada que se ha hecho con el contrato de seguridad de los pabellones multiusos del Ayuntamiento de Madrid, no despedirá a los vigilantes imputados en el caso Madrid Arena, al menos por el momento.

“El artículo 14 de nuestro convenio colectivo obliga a la subrogación. En principio, no tenemos motivos para despedirles porque no están procesados ni condenados, solo imputados”, explicó a 20minutos Juan Pedro del Castillo, director general de la compañía. “No dudo de su profesionalidad y puede que afecte a nuestra imagen, pero solo nos plantearíamos el despido en caso de que fuesen condenados”, añadió.

En la plantilla perteneciente a Seguriber —la anterior contrata municipal— que Alerta y Control se ha visto obligada a subrogar se encuentran Raúl Monteverde, Juan José París Nalda, José Antonio Díez Romero, Roberto Mateos e Iván Somontes Santamaría, como adelantó este martes este diario. Todos han tenido que declarar en sede judicial por su papel durante la noche en la que fallecieron aplastadas por una avalancha humana las adolescentes.

También han pasado por el juzgado el aún subdirector de Seguridad de Madridec, Rafael Pastor; el coordinador de Seguridad, José Rodríguez Caamaño; y al jefe de Operaciones y Proyectos, Francisco del Amo. El Ayuntamiento, que alega que no puede tomar medidas contra los vigilantes porque no pertenecen a su plantilla, no ha despedido a estos cargos de confianza que cobran de su empresa pública, a pesar de que sí ha renovado a la cúpula directiva de Madridec dando hasta seis bajas.

Evaluación

Alerta y Control admite que va a evaluar las competencias y capacidades de los vigilantes imputados, al igual que hará con los que no lo están. “A partir de ahí, veremos si se ajustan a nuestras normas internas y a la ley a la hora de hacer su trabajo y si son válidos para los servicios que han ocupado o hay que destinarles a otros”, concluye su director general.

La normativa vigente para el sector incluye la excedencia especial en caso de que fuesen inhabilitados temporalmente para ejercer su función o de que la división de Seguridad Privada de la Policía Nacional les retirase su permiso para ejercer.

http://www.20minutos.es/noticia/1873013/0/vigilantes-seguridad/madrid-arena/alerta-control/

Lo que sí firmó Seguriber: “Disuadir, proteger, prevenir y reaccionar” en el Madrid Arena

¿Qué papel jugó Seguriber en el Madrid Arena la fatídica noche de Todos los Santos? Es la duda que la acusación particular quiso despejar el viernes, cuando fue a declarar a los juzgados de Plaza de Castilla por el Madrid Arena Iván Somontes, inspector jefe de esta empresa, quien en todo momento sostuvo que la responsabilidad de su compañía se limitaba a ejercer “una seguridad pasiva” en el recinto.

Su declaración ante el juez Eduardo López-Palop choca frontalmente con el plan de emergencia que la compañía firmó con Madrid Espacios y Congresos, la empresa dueña del recinto. En ningún momento Somontes reconoció ante el juez que Seguriber era la responsable de las “actuaciones preventivas y correctivas ante situaciones de riesgo”, como recoge el plan de vigilancia en poder de este diario, en el que destacan los cuatro conceptos de los que se responsabilizaba la compañía presidida por Mónica de Oriol: “disuasión”, “protección”, “prevención” y “reacción”.

Desde el mismo 1 de noviembre, cuando los testimonios de los jóvenes y las imágenes evidenciaban un claro exceso de aforo en la sala, se cuestionó la labor de Seguriber, contratada para llevar la seguridad (perímetro, recinto, cámaras) de todos sus edificios. La compañía siempre ha defendido que su única responsabilidad en el Madrid Arena durante la actuación de Steve Aoki era la seguridad exterior y la requisa que se efectuó antes de que comenzase la macrofiesta. El viernes, el responsable de Seguriber, que no estuvo en Madrid el día de la fiesta, sostuvo que en las cámaras no vieron ni avalanchas ni petardos ni bengalas, por eso no se avisó a ningún servicio de emergencias ni a la policía. Somontes mantuvo ante López-Palop que el responsable de la sala de cámaras tan sólo se dedicaba a ver las imágenes, dentro de lo que calificó como “seguridad pasiva”.

Lejos de lo que afirmó Iván Somontes en los juzgados de Plaza de Castilla, las verdaderas funciones que le correspondían a Seguriber aquella aciaga noche era “evitar la comisión de actos delictivos o infracciones en relación con el objeto de la protección”, “colaborar” con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en los casos “en que sea necesario”, “confeccionar los correspondientes partes e informes”, avisar “a los responsables indicados en caso de incidencia o alarmas” y cumplir con las “instrucciones establecidas en caso de emergencia”, “confeccionar los correspondientes partes e informes” y “prevenir los riesgos que puedan afectar a la seguridad de las instalaciones y las personas”, según consta en el citado plan diseñado única y exclusivamente para el debut de Aoki en la capital.

Contrato en vigencia

Seguriber estipuló en el mismo plan las funciones de los 38 vigilantes de seguridad que aquella noche estuvieron en el Madrid Arena. El documento recoge que todos trabajarían, sin arma, entre las once de la noche y las seis de la madrugada, y dónde se ubicaría cada uno de ellos. Entre sus funciones se incluía “evitar la circulación de todas las personas que carecen de autorización para acceder a dicho evento” y “la prevención de actos vandálicos“, “aperturas y cierres de puertas de interior del pabellón con previa autorización de la organización del evento”, “control del público asistente mediante sistema de CCTV”, el “control de acceso de vehículos al aparcamiento“, “requisa para evitar botellón” y “evitar la entrada de bebidas alcohólicas y objetos punzantes“.

Casi seis meses después de la tragedia, el Ayuntamiento de Madrid, que dirige Ana Botella, sigue manteniendo en vigor el contrato con Seguriber. El Ayuntamiento, a través de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos, adjudicó mediante un concurso público hace tres años y medio a esta empresa gestionar no sólo la seguridad del Madrid Arena, sino de todos los demás edificios públicos que posee el consistorio. El contrato disfruta actualmente de una prórroga hasta 2013. Tanto la compañía como el consistorio están negociando para rescindir el contrato de mutuo acuerdo, aunque desde el consistorio reconocen que, “si quisiéramos”, podrían invalidarlo por haber incumplido una cláusula del pliego del contrato de explotación.

http://www.elconfidencial.com/espana/2013/04/23/lo-que-si-firmo-seguriber-ldquodisuadir-proteger-prevenir-y-reaccionarrdquo-en-el-madrid-arena-119232/

Botella quiere acabar con los fantasmas del Madrid Arena y ultima el 'despido' de Seguriber

Quieren romper lazos. El Ayuntamiento de Madrid ultima la manera de invalidar el contrato que mantiene con Seguriber, la empresa que la fatídica noche de Halloween se encargaba del orden y el registro en la zona comprendida entre la valla del Madrid Arena y el control de entradas. El Ayuntamiento, a través de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos, adjudicó mediante un concurso público hace tres años y medio a esta empresa gestionar no sólo la seguridad del Madrid Arena, sino de todos los demás edificios públicos que posee el consistorio. El contrato disfruta actualmente de una prórroga hasta 2013.

Desde el mismo 1 de noviembre, cuando los testimonios de los jóvenes y las imágenes evidenciaban un claro exceso de aforo en la sala, se cuestionó la labor de Seguriber, contratada para llevar la seguridad (perímetro, recinto, cámaras) de todos sus edificios. Cuando Diviertt, la empresa promotora del Thriller Musik Park, fue a alquilar el Madrid Arena, el Ayuntamiento le impuso trabajar con esta contrata, aunque no tendría potestad sobre los trabajadores de la misma.

Diviertt no contrató más vigilantes jurados al contar con Seguriber, y esta sólo destinó cinco guardas al interior para vigilar las puertas de emergencia porque asegura que, por contrato, no tenía otra misión. Su personal tenía que registrar las mochilas de los asistentes, pero testigos presenciales aseguraron que no lo hizo. Sólo impidieron el botellón dentro de su área de influencia con ayuda de la Policía Municipal. El coordinador de vigilantes de Seguridad la noche de autos, Juan José París, reconoció la semana pasada ante el juez Eduardo López-Palop, instructor del caso, que la empresa redujo esa noche el número de vigilantes para abaratar costes: de los 46 efectivos habituales, aquella noche sólo hubo 38.

Fuentes del consistorio madrileño reconocen a El Confidencial que “están hablando” con los responsables de la compañía con el objetivo de “llegar a un acuerdo” y  rescindir el contrato, que si quisieran podrían invalidar por haber incumplido una cláusula del pliego del contrato de explotación. La principal accionista de Seguriber es Mónica de Oriol, que siempre ha defendido que su única responsabilidad en el Madrid Arena durante la actuación de Steve Aoki era la seguridad exterior y la requisa que se efectuó antes de que comenzase la macrofiesta. Su subordinado, sin embargo, ha reconocido al juez que la policía  municipal tampoco estaba ese día en los puntos habituales, como en el acceso de Puerta del Ángel o en la entrada al recinto.

En su declaración reconoció que no hubo una inspección del lugar y que, en su caso, acudió a una “breve” visita al pabellón para que se le entregara la documentación del plan de vigilancia y seguridad esa noche, un documento que “no se cumplió”, según sus propias palabras.

Una decena de contratos

No es la primera vez que Seguriber se beneficia de un contrato público ofertado por el Ayuntamiento de Madrid. De hecho, hay quien asegura que la compañía ha mantenido durante mucho tiempo una posición “muy privilegiada” con el consistorio que hoy dirige Ana Botella. La compañía, presidida por Mónica de Oriol, ha trabajado en los últimos años para MercaMadrid, Madrid Salud y Madrid Espacios y Congresos (MEyC). Con la última de estas sociedades municipales su actividad no sólo se limita al Madrid Arena, sino que se extiende a todo el recinto ferial de la Casa de Campo, la Caja Mágica y un edificio de MEyC en la céntrica calle de la Montera.

El Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM) recoge al menos diez contrataciones desde 2008. El valor de cada una de las adjudicaciones oscila desde los 100.000 euros hasta cerca de 10 millones. Seguriber, además de prestar servicios de seguridad, también es especialista en “outsourcing de capital humano y tecnología auxiliar”. Las Juntas de Distrito del consistorio también demandaban los servicios de Seguriber, una compañía de referencia en el sector servicios, con más de 3.000 empleados, más de 30.000 clientes, y una facturación de 100 millones en 2009, según sus propias cuentas.

La presidenta de Seguriber también preside el Círculo de Empresarios, donde no ha sentado nada bien la polémica que sobrevuela a su presidenta: cinco jóvenes muertas por una fiesta con más aforo del permitido y con evidentes fallos de seguridad. Fuentes del consistorio reconocen que la forma en la que quieren marcar distancias con Seguriber no es “ni mucho menos” la misma manera con la que comunicaron el 1 de marzo a Diviertt que desde ese momento su compañía ya no trabajaba con el ayuntamiento. La compañía, según las mismas fuentes, también “está colaborando” para dejar de prestar sus servicios para el ayuntamiento “cuanto antes”.

http://www.elconfidencial.com/espana/2013/03/14/botella-quiere-acabar-con-los-fantasmas-del-madrid-arena-y-ultima-el-despido-de-seguriber-116839/

El juez encargado del caso Madrid Arena; Educardo López Palop, está interrogando esta mañana al imputado Raúl Monteverde, responsable de Seguriber, la empresa contratada para controlar la seguridad exterior de la fiesta en la que murieron cinco jóvenes. Monteverde ha descargado en Madrid Espacios y Congresos (Madridec) la responsabilidad de abrir el portón de acceso directo a la pista central por el que entraron las 2.500 personas que causaron la avalancha mortal.

Monteverde ha declarado que oyeron por la emisora con la que se comunicaban los miembros de seguridad del evento que la orden la dio Francisco del Amo, coordinador de operaciones y proyectos de Madridec, a un miembro de Seguriber sobre las dos y media de la madrugada, según han dicho en un receso los abogados de las familias de las víctimas. “Vamos a abrir el portón, que lo ha ordenado Francisco del Amo”, ha asegurado Monteverde que escuchó, según los letrados. Del amo ya declaró a finales de enero también como imputado.

El imputado también ha señalado que se les dijo a los responsables de seguridad que hicieran “requisas (inspecciones) más livianas” y que solo evitaran el acceso al recinto con botellas. Como consecuencia, se colaron personas con bengalas. Asimismo, Monteverde ha dicho que Seguriber no tenía competencias sobre el botellón que se estaba desarrollando fuera del recinto donde se celebraba la fiesta.

Monteverde ha reiterado que había 24 vigilantes de seguridad en todo el recinto, de los que solo dos estaban en el primer control, seis en la segunda puerta y otros seis en la parte interna del recinto, en las puertas de seguridad. El resto andaba por la zona de restauración. Fuentes de la fiscalía han indicado que van a solicitar al juez medidas cautelares: retirada del pasaporte y comparecencias los días 8 y 22 en el juzgado.

Hasta el 10 de abril, López Palop tomará declaración a 15 imputados por la tragedia, entre los que figuran los exconcejales de seguridad Antonio de Guindos y Fátima Núñez y el inspector jefe de la Policía Municipal.Será

Próximas comparecencias

  • 15 de febrero. José Rodríguez Caamaño (coordinador de Seguridad de Madrid Espacios y Congresos).
  • 18 de febrero. José María Flores (empresa Diviertt).
  • E 26 de febrero. Fátima Núñez Valentín (exdelegada del área de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid).
  • 1 de marzo. Jorge Rodrigo Domínguez (director gerente de Madridec).
  • 8 de marzo. Juan José París Nalda (Seguriber).
  • 13 de marzo. Antonio de Guindos Jurado (exconcejal de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid).
  • 19 de marzo. Alfonso del Álamo (director general de Emergencias y Protección Civil del Ayuntamiento de Madrid).
  • 20 de marzo. Emilio Monteagudo (jefe de la Policía Municipal de Madrid).
  • 22 de marzo. Miguel Ángel Morcillo (Seguriber).
  • 3 de abril. José Ángel Rivero (consejero delegado de Madridec).
  • E 8 de abril. Carlos y Simón Viñals (Responsables de la enfermería del Madrid Arena).
  • 9 de abril. José Ruiz Ayuso (Madridec).
  • 10 de abril. Carlos Manzanares (Kontrol 34).

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/02/11/madrid/1360583918_581127.html

 

El jefe de Equipo de Seguriber, Raúl Monteverde, declarará el próximo lunes en calidad de imputado ante el juez Eduardo López Palop para explicar las funciones que desempeñaba su equipo la madrugada del pasado 1 de noviembre durante el desarrollo de la fiesta de Halloween en el Madrid Arena que acabó en tragedia.

Con esta declaración, arrancará una nueva ronda de interrogatorios que se prolongará hasta el próximo mes de abril. Entre ellos, destaca el del exdelegado de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Antonio De Guindos, o el del jefe de Seguridad de la Policía municipal, Emilio Monteagudo.

En su declaración policial, Monteverde contó que se estableció un servicio extraordinario de seguridad en las inmediaciones del recinto para la fiesta Thriller Hallowen Party, así como las zonas exteriores del pabellón para evitar actos vandálicos.

El dispositivo incluía las tres puertas de emergencias que comunicaban el recinto con el exterior y que estaban situadas en la primera planta o ‘cota 5’. En total, había 22 personas, entre ellas dos coordinadores jefe y 20 vigilantes de seguridad, distribuidos en zonas estratégicas del pabellón Madrid Arena.

Además, hizo constar que a simple vista “se podía apreciar que el recinto se encontraba masificado de personas”. Según su experiencia en otros eventos, ese día el recinto estaba ocupado por “bastante más personas que en otras ocasiones.

Sobre las 4.00 de la madrugada, se desplaza junto al otro jefe de Seguriber esa noche, el también imputado Juan José París, para tomar un descanso en una de las salas de cámara. Tras diez minutos, abandonan el lugar y observan en un pasillo que había una chica tumbara aparantemente en estado de inconsciencia. Y la trasladan a la enfermería, sin darle mayor importancia.

Tras ello, se dirige a la otra de sala de cámaras para hacer una ronda habitual. Cuando se encuentran en la zona del ‘back state’ o de camerinos se encuentra a una chica en la misma situación, ayudando a su traslado a la enfermería.

Tras ello, queda en un punto del recinto con el otro coordinador y observan los dos cómo un portero lleva a sus espaldas a una chica insconsciente. Y solicita la presencia de una ambulancia.

Con motivo de estos  hechos, decide finalmente llamar al director de seguridad de Madriddec, Rafael Pastor, quien le comenta que algo grave ha ocurrido. Son los facultativos quienes le informas de que una chica ha fallecido.

http://www.europapress.es/sociedad/noticia-jefe-equipo-seguriber-declarara-lunes-juez-palop-tragedia-madrid-arena-20130208120802.html