Posts etiquetados ‘Narcotráfico’

La monumental obra de ingeniería que rodea al yacimiento Eagle Ford, una cuenca diagonal que cruza Texas, se ve desde el espacio. El auge del gas shale (esquisto) ha conseguido que en América del Norte los precios del gas sean los más baratos del mundo, y las sospechas indican que la riqueza continúa más allá de la frontera. México tiene las sextas reservas más grandes de gas esquisto del mundo, según la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA, en inglés). Su explotación, fundamental dentro de la reforma energética promovida por el presidente Enrique Peña Nieto, “promete la obtención de resultados similares para el lado mexicano”, según la compañía norteamericana Schlumberger, contratista de Petróleos Mexicanos (Pemex). Pero al sur del río Bravo comienzan las sombras.

Un grupo de hombres armados atacó un pequeño hotel en Ciudad Mier (Tamaulipas, noreste del país) en abril pasado. Entre los pocos huéspedes estaban empleados de una empresa subcontratada por Pemex para hacer exploraciones en la Cuenca de Burgos, uno de los cuatro mayores campos de esquisto de México. Mier, a solo tres kilómetros de la frontera con EE UU, es un “pueblo mágico”, un título que concede el Gobierno mexicano para promover el turismo. Ahora también es un pueblo fantasma. La violencia ha obligado a huir a la mayoría de los más de 4.700 habitantes que tenía en 2010. Quedan apenas unos cientos.

Un comando armado atacó un pequeño hotel en Ciudad Mier en abril pasado. Entre los huéspedes estaban empleados de una empresa subcontratada por Pemex

Lo ocurrido en abril, en absoluto, era un suceso aislado en Mier, pero que los trabajadores de la empresa energética estuviesen en medio disparó las alarmas. Aun cuando las autoridades descartaron que el ataque estuviese dirigido a ellos. El alcalde Roberto González González encabezó entonces una marcha en la que exigió a las autoridades paz para el pueblo. “Queremos empleo y seguridad […] No queremos ser la Franja de Gaza”, afirmó entonces. Peña Nieto anunció poco después, el 14 de mayo, el despliegue de más tropas a Tamaulipas, un estado de tres millones de habitantes que ha sido de los más golpeados por la violencia del crimen organizado.

Al otro extremo de Tamaulipas, muy cerca de otro de los posibles enclaves de gas, está Tampico, a unos seiscientos kilómetros al sur de Ciudad Mier. Era, hace unas décadas, uno de los símbolos de la bonanza petrolera mexicana. El primer vuelo comercial del país, en 1921, fue entre este puerto en las costas del golfo de México y el Distrito Federal. Pero también, desde hace unos años, se ha convertido en uno de los núcleos de violencia de la guerra contra (y/o entre) carteles del narco. Antes del envío de tropas hubo fines de semana en los que se contaron hasta 31 muertos en distintos tiroteos. El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó hace unos días que la violencia ha comenzado a reducir, pero la ONG Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) acusó al Gobierno de maquillar los datos.

La reforma energética permitirá a la inversión privada la explotación del 85% de los campos de gas y aceite de esquisto de México. Este será el sector en el que menos intervendrá Pemex en el futuro. Las cuencas donde se encuentran los mayores yacimientos son cuatro: Burgos, Sabinas-Burro Picachos, Tampico-Misantla y Veracruz. Las cuatro asentadas en los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Veracruz. Cuatro estados donde ha operado, desde hace años, la delincuencia organizada, y que además es región en disputa entre el cartel del Golfo y Los Zetas, dos de los grupos más sangrientos de México. La extorsión, los tiroteos y los secuestros son habituales.

No obstante, la riqueza de los yacimientos es tal que ni estos riesgos desalentarían a las empresas, opina la abogada petrolera e investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Miriam Grunstein. “No me sorprendería si la delincuencia organizada empieza a pedir derecho de piso [extorsión] a las empresas, ¿cómo van a decir que no? Algunos dirán: ‘Yo no voy a Tabasco, yo no voy a Veracruz, yo no voy a Tamaulipas’ porque no les quiero pagar; pero otros dirán ‘yo voy y les pago’”, explica. “Cuando hay un boom en la industria empieza a llegar mucho dinero y hay más incentivos para atacar a través de la extorsión y el secuestro. Si pasa con los negocios en general y van a estar en zonas petroleras donde está el cartel del Golfo, Los Zetas y para pasar necesitas…”, concluye, encogiéndose de hombros.

Duncan Wood, director del Instituto México del Woodrow Wilson Center, sostiene que la seguridad es un factor de preocupación —“es una de las preguntas más frecuentes que me hacen”— pero subraya que en sí misma no es un factor determinante para la explotación del esquisto en el país. “Las grandes empresas transnacionales están acostumbradas a trabajar en ambientes mucho más hostiles que México. Está el caso de países africanos, por ejemplo”, afirma. “El problema será para las pequeñas y medianas, que están acostumbradas a la seguridad de Texas”.

La reforma energética permitirá a la inversión privada la explotación del 85% de los campos de gas y aceite de esquisto de México

Los empresarios mexicanos, por su parte, esperan el resultado de la estrategia de seguridad lanzada por Peña Nieto. “Hemos dicho en muchas ocasiones que si no se avanza en un mejor clima de seguridad en Tamaulipas, las inversiones no se podrán dar como lo contempla el espíritu de la reforma. […] Todo este año y el año pasado hemos tenido una baja en el dinamismo económico por la inseguridad en el Estado”, comenta Juan Pablo Castañón, presidente nacional de la Patronal Mexicana (Coparmex). El empresario afirma también que existe un sólido interés de compañías estadounidenses para buscar alianzas con firmas mexicanas para explotar los yacimientos de esquisto en México.

Debajo de los destellos de Eagle Ford, en Mier, los soldados han comenzado a patrullar sus calles. Algunas de las casas abandonadas todavía guardan vestigios de sus últimos ocupantes: “zetas” rayadas en los muros. Una reportera tamaulipeca comenta al teléfono que ahora que desde que llegaron las tropas en mayo, los habitantes, poco a poco, se han animado a volver. “¿A dónde más pueden ir?”, explica. ¿Y a dónde fueron los que estaban antes? “Dicen que se fueron al este”.

https://i1.wp.com/www.interior.gob.es/file/62/62496/62496.png

El secretario de Estado de Seguridad ha afirmado que España ha dejado de ser la puerta de entrada de la droga a Europa para convertirse en el muro de contención de todas las actividades ilícitas derivadas de este tráfico.

Francisco Martínez ha ensalzado la labor de las unidades especializadas contra el crimen organizado -UDYCO y GRECO del Cuerpo Nacional de Policía y ECO de la Guardia Civil-.

La Policía y la Guardia Civil han detenido a 6.460 personas y han desarticulado 449 grupos relacionados con el crimen organizado en España, según los resultados del Balance 2012 sobre el crimen organizado que ha presentado hoy el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.

Además, durante 2012 las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado investigaron a 16.642 personas, 482 grupos de crimen organizado de los que 277 fueron totalmente desarticulados (57%) y 172 fueron parcialmente desarticulados, (36%). El número de nuevos grupos de crimen  organizado detectados en 2012 asciende a 283, lo que representa el 59%.

En los primeros cinco meses de 2013, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han detenido a 2.260 personas y han desarticulado 212 grupos de crimen organizado en España.

De los 482 grupos en 2012, el 57% fueron totalmente desarticulados (277), y el 36% parcialmente desarticulados (172).

En 2012, se han incautado 14.509 kilos de cocaína, 119.187 kilos de hachís, 224 kilos de heroína y 7.912 unidades de éxtasis.

En cuanto a sus principales actividades, el 27% de estos grupos se dedicaba al tráfico de cocaína, el 18% al tráfico de hachís, un 16% al robo con fuerza y un 10% a la comisión de estafas. Además, hay que señalar que el blanqueo de capitales y las falsificaciones documentales suelen estar vinculadas a otras actividades principales, en especial al tráfico de drogas y la estafa.

En su comparecencia en rueda de prensa, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez ha afirmado que España ha dejado de ser la puerta de entrada de la droga a Europa para convertirse en el muro de contención de todas las actividades ilícitas derivadas de este tráfico.

Patrimonio y drogas incautados al crimen organizado en 2012

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han incautado en 2012 1.670 vehículos, 118 embarcaciones, dos aeronaves, 459 armas de fuego, 201 armas blancas, 615 ordenadores, 6.455 teléfonos móviles, 427 inmuebles, 44 millones de euros y 408.891 euros falsos.

Respecto a las drogas aprehendidas a estos grupos, la Policía y la Guardia Civil han incautado 14.509 kilos de cocaína en 2012 frente a los 8.097 kilos en 2011; 119.187 kilos de hachís en 2012 frente a los 94.174 kilos en 2011; 224 kilos de heroína en 2012 frente a los 140 kilos en 2011; y 7.912 unidades de éxtasis (MDMA) frente a las 30.623 en 2011. Todas estas incautaciones de drogas aumentan excepto las aprehensiones de éxtasis que registran un notable descenso respecto al mismo período del año anterior.

Características de los grupos de crimen organizado en España

Tanto en este balance como en los criterios establecidos por las normas de Europol, se considera un grupo de crimen organizado aquellas organizaciones en los que se dan las siguientes condiciones:

  • Colaboración de más de dos personas.
  • Actuación prolongada o indefinida en el tiempo.
  • Comisión de delitos graves.
  • Búsqueda de beneficios o poder.

Y al menos dos de las siguientes:

  • Reparto específico de tareas.
  • Uso de algún tipo de control interno.
  • Extensión de su actividad al ámbito internacional.
  • Uso de la violencia.
  • Implicación en el blanqueo de capitales.
  • Uso de estructuras económicas o comerciales.
  • Corrupción de autoridades públicas o empresas.

El 79% de los grupos de crimen organizado que actúan en España tiene un tiempo de actividad inferior a 3 años; el 69% están compuestos por personas de más de una nacionalidad; el 67% tiene actividad internacional, y el 20% están compuestos sólo por españoles.

Además, los grupos de crimen organizado se pueden dividir en tres tipos diferenciados: de alta intensidad, típicos, y de baja intensidad.

Los grupos de crimen organizado de alta intensidad son organizaciones criminales transnacionales de importante entidad, dotadas de una vasta, compleja y asentada infraestructura, que pueden llegar a conformar verdaderos entramados empresariales capaces de generar, a través de sus actividades ilícitas, importantes beneficios económicos que pueden transformar, convertir y, en su caso, legitimar. Además, se trata de organizaciones ilícitas con una gran capacidad de infiltración en las instituciones sociales, económicas y políticas, con una voluntad y posibilidad real de desestabilizar las estructuras básicas de cualquier Estado de Derecho.

Los grupos de crimen organizado típicos son organizaciones criminales con actividad nacional o internacional que, con un grado de estructuración importante, no llegan a cumplir con la mayoría de las características de los grupos de alta intensidad, aunque si logran mantenerse activos el tiempo suficiente, pueden llegar a tener capacidad de convertirse en  grupos de alta intensidad.

Los grupos de crimen organizado de baja intensidad son aquéllos grupos criminales con poca capacidad económica, con un ámbito de actuación nacional y estructura poco compleja, que reúnen los indicadores mínimos de Europol para ser considerados grupos típicos y que, si no son debidamente controlados en el tiempo, pueden llegar a convertirse  en grupos criminales típicos.

Durante el año 2012, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han detectado 37 grupos de crimen organizado de alta intensidad, 29 de ellos estaban activos a 31 de diciembre de 2012 y 8 han sido desarticulados. De los 29 grupos activos señalados, 25 han sido parcialmente desarticulados mientras que sólo en cuatro no se han obtenido resultados. (Ver gráfico 1).

Respecto a los grupos de crimen organizado típicos, se han detectado 363 de estos grupos y 219 han sido desarticulados. A 31 de diciembre de 2012, 144 permanecían activos de los que 116 han sido parcialmente desarticulados mientras que en 28 no se han obtenido resultados. (Ver Gráfico 2).

En relación a los grupos de crimen organizado de baja intensidad, se han detectado 82 de estos grupos y 50 han sido desarticulados. A 31 de diciembre de 2012, 32 permanecían activos de los que 31 han sido parcialmente desarticulados mientras que en sólo uno no se han obtenido resultados. (Ver Gráfico 3).

Actuación de los grupos de crimen organizados por provincias

Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Málaga, Cádiz, Girona y Murcia son las provincias con mayor número de grupos de crimen organizado desarrollando su actividad criminal. (Ver mapa 1).

Efectividad policial: ratio investigados/detenidos (serie 2008-2012)

En cuanto a la evolución del número de investigados/detenidos de los últimos cinco años, 2012 registra el resultado más alto de este periodo con una diferencia de 8 puntos porcentuales al alza respecto a 2011 pasando del 31% al 39%.

Hay que señalar también que aunque se produce un descenso en el número de investigados (16.642 en 2012 frente a los 20.902 en 2011), la cifra de detenidos (6.460 en 2012 frente a los 6.548 en 2011) se mantiene en parámetros similares de los años anteriores, lo que significa una mayor efectividad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Según esta serie de resultados, si en el año 2008 se detuvieron a 5.187 personas, en el año 2012 lo fueron 6.460 personas relacionadas con el crimen organizado. La ratio del número de investigados/detenidos de 2008 estaba situada en el 29%, mientras que en 2012 este porcentaje aumentó hasta el 39%, lo que supone un aumento porcentual de 10 puntos. De esta manera, 2012 registró la ratio investigados /detenidos más alta del período 2008-2012. (Ver gráfico 4)

Avance de resultados: período enero-mayo 2013

La Policía y la Guardia Civil detuvieron a 2.260 personas en los cinco primeros meses de 2013 (período enero-mayo) y desarticularon 212 grupos relacionados con el crimen organizado en España.

En ese mismo período de 2013, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado investigaron a 6.127 personas, detectaron 229 grupos de crimen organizado de los que 112 fueron totalmente desarticulados (49%) y 100 fueron parcialmente desarticulados (43%).

Respecto a las investigaciones abiertas en materia de crimen organizado, éstas han aumentado un 23% pasando de 5.412 entre enero y mayo de 2012 a 6.878 en ese mismo período de 2013. Respecto a este último dato, hay que señalar que de las 6.878 investigaciones que permanecían abiertas a 31 de mayo de 2013, 3.494 provienen del año anterior.

Del total de las investigaciones realizadas, el 51% de las realizadas en los cinco primeros meses de 2013 son contra el tráfico ilícito de drogas y el blanqueo de capitales, el 41% corresponde a investigaciones relacionadas con  el crimen organizado (Excluido el tráfico de drogas), y el 8% sobre el tráfico de drogas junto a otras formas delictivas vinculadas con el crimen organizado.

Además, el 25% de estos grupos se dedicaba al tráfico de cocaína, el 20% al tráfico de hachís y el 18% al robo con fuerza. Además, hay que señalar que el blanqueo de capitales y las falsificaciones documentales suelen estar vinculadas a otras actividades principales, en especial al tráfico de drogas y la estafa.

En cuanto a las drogas aprehendidas a los grupos de crimen organizado entre enero y mayo de 2013, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han incautado 10.700 kilos de cocaína, 140.000 kilos de hachís, 66 kilos de heroína y 153 kilos de speed.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha destacado en su intervención que “estos buenos resultados son fruto del excelente trabajo realizado por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, agentes que desarrollan una magnífica labor en las unidades especializadas contra el crimen organizado en España”.

En particular, Francisco Martínez ha señalado la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) y los Grupos de Respuesta Especializada contra el Crimen Organizado (GRECO), ambos del Cuerpo Nacional de Policía, así como los Equipos contra el Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil, que actúan en gran parte del territorio nacional (Ver mapa 2).

Mapa de cooperación y colaboración policial internacional

Para coordinar, impulsar y unificar la cooperación policial operativa de los agregados y enlaces operativos con otros servicios de la Unión Europea y de terceros países, el Ministerio del Interior creó la Oficina de Cooperación Policial Internacional, dependiente de la Secretaría de Estado de Seguridad. Para estas labores, se dispone de Equipos Conjuntos de Investigación con servicios policiales y judiciales de países miembros de la Unión Europea.

Éstos son algunos de los principales centros y equipos conjuntos de investigación en el mundo:

  • PLATAFORMA DE BOGOTÁ (Centro para la lucha contra el tráfico de cocaína) Liderada por España y con base en Bogotá (Colombia), está impulsada por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para combatir de manera más eficaz contra el tráfico de cocaína que procede de la Región Andina y trata de entrar en la Unión Europea.
  • JIATFs (Fuerza Operativa Conjunta Inter-Agencias Sur). Con sede en Key West, Florida (EE.UU), tiene como objetivo coordinar las actuaciones contra el tráfico de drogas procedente de América del Sur con destino a América del Norte o Europa.
  • MAOC-N (Centro de Análisis y Operaciones Marítimas contra el Narcotráfico). Situado en Lisboa (Portugal), tiene como misión prestar apoyo para eliminar todo tráfico ilícito de drogas por mar y aire, a través del Atlántico con destino a Europa o África Occidental. Participan Reino Unido, Francia, Irlanda, Holanda, Italia, Portugal y España.
  • CECLAD-M (Centro de Coordinación para la Lucha Antidroga en el Mediterráneo). Ubicado en Toulon (Francia), tiene como objetivo la coordinación de la lucha contra el crimen organizado por vía marítima y aérea en la zona del Mediterráneo. Depende de Francia y participan países del Mediterráneo tanto de Europa como de África.
  • ANTENNE OCRTIS. Situada en Isla Martinica (Francia), tiene como misión la coordinación y centralización de las informaciones facilitadas por los servicios policiales franceses situados en la zona del Caribe, así como la facilitada por otros servicios policiales extranjeros.
  • ILU (International Liaison Officers Units) Plataformas Africanas. Establecidas en Accra (Ghana) y Dakar (Senegal) tienen como objetivo coordinar las actividades europeas contra el crimen organizado, especialmente asociados a la denominada Ruta Africana de la cocaína. Estas plataformas sirven para la formación de las fuerzas policiales y aduaneras locales y para la mejora de los mecanismos de respuesta en la región africana por parte de los cuerpos de seguridad.
  • AWF (Ficheros de Trabajo de Europol). Con sede en la Haya (Holanda). Los sistemas y procedimientos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están integrados en los ficheros de trabajos operativos AWF (Analysis working Files) de Europol. Entre ellos destacan los TWINS (Pornografía infantil), MARITZA (Trata de Seres Humanos), COLA (Tráfico de drogas de organizaciones criminales latinoamericanas), MUSTARD (Tráfico de cocaína), SUSTRANS (Transacciones de dinero sospechosas) y TERMINAL (Redes criminales implicadas en duplicado de tarjetas bancarias).

Balance 2012 sobre el crimen organizado y avance enero-mayo 2013

http://www.interior.gob.es/press/la-policia-y-la-guardia-civil-detuvieron-a-6-460-personas-y-desarticularon-449-grupos-de-crimen-organizado-en-2012-15537

España, de «puerta de entrada» de la droga a «muro de contención»

Nuestro país está dejando de ser «una puerta de entrada para convertirse en un muro de contención» porque las Fuerzas de Seguridad, en colaboración con sus colegas de otros países, están poniendo cada vez más «diques» en las distintas rutas de la droga. Es el resumen del secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, en la presentación de balance 2012 sobre este tipo de actividad delictiva realizado por el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO) [Consulte aquí el informe completo].

Y es que las Fuerzas de Seguridad del Estado incautaron bienes por valor de 1.120 millones de euros al crimen organizado el año pasado. En total el año pasado, la Policía y la Guardia Civil detuvieron a 6.460 personas y desarticularon 449 grupos relacionados con el crimen organizado en España, mientras que en los primeros cinco meses de 2013 se ha arrestado a 2.260 personas y se han neutralizado 212 de estos grupos en nuestro país.

En concreto, durante 2012 las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado investigaron a 16.642 personas vinculadas con 482 grupos de crimen organizado de los que 277 fueron totalmente desarticulados –57 por ciento– y 172 fueron parcialmente desarticulados, –36 por ciento–.

El número de nuevos grupos de crimen organizado detectados en 2012 asciende a 283, lo que representa el 59 por ciento. En cuanto a sus principales actividades, el 27 por ciento de estas organizaciones criminales se dedicaba al tráfico de cocaína, el 18 por ciento al tráfico de hachís, un 16 por ciento al robo con fuerza y un 10 por ciento a la comisión de estafas. Además, hay que señalar que el blanqueo de capitales y las falsificaciones documentales suelen estar vinculadas a otras actividades principales, en especial al tráfico de drogas y la estafa.

El secretario de Estado también ha apuntado que el 79 por ciento de los grupos de crimen organizado que actúan en España tiene un tiempo de actividad inferior a 3 años; el 69 por ciento están compuestos por personas de más de una nacionalidad; el 67 por ciento tiene actividad internacional, y sólo el 20 por ciento tiene entre sus miembros únicamente a españoles.

Crecen las incautaciones de droga

Respecto a las sustancias estupefacientes incautadas en estas operaciones, el año pasado se requisaron 14.509 kilos de cocaína, 119.187 kilos de hachís, 224 kilos de heroína y 7.912 unidades de éxtasis. En comparación con el año anterior, han crecido las incautaciones de todas las drogas, salvo el éxtasis (MDMA), que ha descendido notablemente teniendo en cuenta que en 2011 las incautaciones llegaron a las 30.623 unidades.

Han aumentado las de heroína –140 kilos en 2011 frente a 224 en 2012–, cocaína –8.097 frente a 14.509– y hachís –94.174 frente a 119.187–. El secretario de Estado ha subrayado que la lucha policial contra el tráfico de drogas –del que España era una puerta de entrada por su situación geográfica– ha mejorado en parte por la cooperación internacional.

Bienes por valor de 1.120 millones

Además, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se incautaron en 2012 de 1.670 vehículos, 118 embarcaciones, dos aeronaves, 459 armas de fuego, 201 armas blancas, 615 ordenadores, 6.455 teléfonos móviles, 427 inmuebles, 44 millones de euros y 408.891 euros falsos. Todos estos bienes están valorados en unos 1.120 millones de euros, según ha especificado el secretario de Estado.

Martínez ha señalado que la «finalidad última» de estos bienes es que sean «revertidos» al erario público y ha recordado que con la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECRIM) que prepara el Ministerio de Justicia, se pretende «racionalizar» e imprimir «mayor eficiencia» a ese aprovechamiento de las incautaciones que se realizan a las organizaciones delictivas. Para ello está previsto la puesta en marcha de una Oficina de Recuperación y Administración de Activos.

Madrid y Barcelona, con más criminalidad

Además, el balance destaca que Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Málaga, Cádiz, Girona y Murcia son las provincias con mayor número de grupos de crimen organizado desarrollando su actividad criminal. El secretario de Estado también ha destacado el alto grado de efectividad policial, que se mide teniendo en cuenta el ratio entre investigados y detenidos.

En concreto, al analizar la evolución de estos datos desde 2008, se ha determinado que en 2012 se registró el resultado más alto con una diferencia de 8 puntos porcentuales al alza respecto a 2011 pasando del 31 por ciento al 39 por ciento. Aunque en entre 2011 y 2012 se produjo un descenso en el número de investigados –16.642 en 2012 frente a los 20.902 en 2011–, la cifra de detenidos –6.460 en 2012 frente a los 6.548 en 2011– se mantiene en parámetros similares de los años anteriores, lo que también pone de manifiesto, según Interior, una mayor efectividad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Según esta serie de resultados, si en el año 2008 se detuvo a 5.187 personas, en el año 2012 la cifra de arrestos se elevó a 6.460 personas relacionadas con el crimen organizado.

Un 23 por ciento más de investigaciones

Martínez también ha presentado el avance de resultados en la lucha contra este tipo de criminalidad entre enero y mayo de este año. En ese periodo la Policía y la Guardia Civil detuvieron a 2.260 personas y desarticularon 212 grupos. En ese mismo período de 2013, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado investigaron a 6.127 personas, detectaron 229 grupos de crimen organizado de los que 112 fueron totalmente desarticulados –49 por ciento– y 100 fueron parcialmente desarticulados –43 por ciento–.

Respecto a las investigaciones abiertas en materia de crimen organizado, éstas han aumentado un 23 por ciento pasando de 5.412 entre enero y mayo de 2012 a 6.878 en ese mismo período de 2013. De las 6.878 investigaciones que permanecían abiertas a 31 de mayo de 2013, 3.494 provienen del año anterior.

Del total de las investigaciones realizadas, el 51 por ciento de las abiertas en los cinco primeros meses de 2013 son contra el tráfico ilícito de drogas y el blanqueo de capitales, el 41 por ciento corresponde a investigaciones relacionadas con el crimen organizado –excluido el tráfico de drogas–, y el 8 por ciento sobre el tráfico de drogas junto a otras formas delictivas vinculadas con estas actividades.

Además, el 25 por ciento de estos grupos se dedicaba al tráfico de cocaína, el 20 por ciento al tráfico de hachís y el 18 por ciento al robo con fuerza. En cuanto a las drogas aprehendidas a los grupos de crimen organizado entre enero y mayo de 2013, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se han incautado de 10.700 kilos de cocaína, 140.000 kilos de hachís, 66 kilos de heroína y 153 kilos de speed. Martínez ha destacado en su intervención que «estos buenos resultados son fruto del excelente trabajo realizado por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, agentes que desarrollan una magnífica labor en las unidades especializadas contra el crimen organizado en España».

En particular, Martínez ha ensalzado la labor de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) y de los Grupos de Respuesta Especializada contra el Crimen Organizado (GRECO), ambos del Cuerpo Nacional de Policía, así como los Equipos contra el Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil, que actúan en gran parte del territorio nacional. También ha destacado la importancia de la colaboración policial internacional.

http://www.abc.es/espana/20130731/abci-balance-crimen2013-201307301619.html

El número de aprehensiones de grandes alijos de droga se ha triplicado en los últimos años, especialmente en el aeropuerto de Barajas, lo que ha retrasado la realización del estudio toxicológico de las sustancias decomisadas, tal y como consta en el informe del Defensor del Pueblo 2012 consultado por Europa Press.

Al incremento del número de estupefacientes intervenida se ha unido el hecho de que ha aumentado el grado de sofisticación de los procedimientos empleados para camuflar la droga, lo que ha derivado en “la ralentización del proceso de recepción, exigiendo especiales medidas de seguridad para el personal farmacéutico” del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, donde se realizan los tests correspondientes.

La institución que dirige Soledad Becerril ha indicado que, conscientes del retraso que se venía produciendo, se han adoptado medidas técnicas, procedimentales y organizativas encaminadas a agilizar la recepción de alijos, salvaguardando la seguridad del personal.

Para ello, además de dotarles con los equipos de protección individuales necesarios, se ha habilitado una sala de grandes decomisos con sistema de ventilación que garantiza las condiciones necesarias para incrementar el tiempo que diariamente se dedica a esta actividad.

Además, la defensora del Pueblo ha señalado que se ha reorganizado el Servicio de Inspección de Farmacia y Control de Drogas asignando mayor número de efectivos al proceso de recepción de droga y preparación de muestras para el análisis.

AGILIZACIÓN EN LA DESTRUCCIÓN DE LA DROGA

Precisamente esta semana, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha anunciado que “en el plazo de un año” se habrá destruido la práctica totalidad de los grandes alijos de sustancias estupefacinetes requisadas y que se almacenan en grandes instalaciones custodiadas por la Policía.

Cifuentes confirmó “el grave problema” que supone tener que almacenar y vigilar “los importantísimos alijos, que cada vez son mayores porque las incautaciones de droga son permanentes”, en referencia a los robos perpetrados en dichas instalaciones.

En concreto, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha explicado que el Gobierno central está trabajando en un reforma legislativa de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para que se “agilice la destrucción de la droga”, es decir, que se pueda destruir en un mes desde su aprehensión, dejando una pequeña muestra para la investigación y siempre y cuando el juez no determine lo contrario.

Además, Cosidó ha anunciado que se mejorará la seguridad policial de los almacenes donde se guardan estas sustancias estupefacientes intervenidas “porque para la Policía es muy duro que se produzcan estos robos tras operaciones muy costosas en las que incluso han puesto en peligro su vida”.

http://www.europapress.es/madrid/noticia-numero-aprehensiones-grandes-alijos-droga-triplicado-ultimos-anos-20130330100214.html

Policia vigilando Torreón desde el Cerro del Cristo

La muerte viaja más deprisa que la información en el norte de México. Dos páginas de Facebook y una cuenta de Twitter advierten constantemente de dónde está ocurriendo la última balacera o en qué calle ha aparecido el último cadáver desmembrado, un código rojo, como se le conoce, que en cualquier momento puede interrumpir una cena de amigos con estas palabras: “Tres fallecidos en la colonia Zaragoza Sur”. La población de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, los tres principales municipios de la Comarca Lagunera, una mancha urbana con más de un millón de habitantes entre los Estados de Coahuila y Durango, sobrevive desde hace seis años al fuego cruzado de la guerra entre el cartel de Sinaloa y los Zetas. Más de 160 homicidios entre el 1 de diciembre, cuando tomó posesión el presidente Enrique Peña Nieto, y el pasado jueves la han convertido en la región más peligrosa del país.

Torreón y su vecina Gómez Palacio, a la que está unida por varios puentes sobre el lecho seco del río Nazas, conforman desde su fundación hace poco más de un siglo un gran centro de distribución hacia la frontera con Tejas (Estados Unidos). También de drogas: hacia Piedras Negras, Reynosa y Ciudad Juárez. La región conoció días de esplendor con el esfuerzo de miles de emigrantes europeos y árabes, que la convirtieron en una próspera zona industrial. Pero Torreón, cuyo eslogan fue una vez “la ciudad que venció al desierto”, está hoy de rodillas ante el narco.

La violencia estalló en 2007 cuando los Zetas comenzaron a disputar la plaza a los hombres de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, el jefe del cartel de Sinaloa. Empezó entonces una orgía de sangre con balaceras indiscriminadas, aparición de cadáveres decapitados y descuartizados en cualquier calle o colgados en los puentes, corrupción de policías, extorsión y secuestro de profesionales y empresarios, robo diario de vehículos… Los asesinatos escalaron de 33 en 2007 a 761 en 2012, solo en Torreón, según cifras oficiales.

Nadie estaba preparado para una ola de violencia que ha alterado las rutinas de los vecinos —apenas existe vida nocturna, no se toca el claxon, no se mira a los vehículos de los lados…— y hasta el lenguaje de los niños —“anoche hubo un descuarti cerca de mi casa”—. La aplicación del Plan Laguna Segura hace poco más de un año con la superposición de soldados, marinos y policías federales, estatales y municipales, en escaso número —unos 1.500 efectivos para los más de 650.000 habitantes de Torreón— y su falta de coordinación —aunque estén unidas, el hecho de que Torreón pertenezca a Coahuila y Gómez Palacio a Durango impide, por ejemplo, la persecución en caliente de los malandros— ha convertido la operación en una gigantesca coreografía del fracaso.

La Comarca Lagunera se siente abandonada por las autoridades estatales y federales, atrapada en una guerra que, lejos del supuesto glamour mafioso de novelas y películas, libran con horrenda saña centenares de adolescentes pobres.

LOS NARCOS

Barrios sin policía

“¿Le hago un disparo de advertencia?”, pregunta un agente, armado de casco, chaleco antibalas y pasamontañas, mientras apunta con su rifle desde las alturas del Cristo del Cerro —una estatua colosal rodeada de antenas— a un joven halcón (informante del narco) apostado peñas abajo. “No, que no llevamos silenciador”, responde el teniente Adelaido Flores, jefe de la policía municipal de Torreón.

Desde los cerros de Poniente se domina la ciudad. En sus pendientes, en un desierto de basura, chatarra y escombros, brota un laberinto de chabolas. Es el territorio de los chapos, su santuario de miseria y desolación. “Aquí no se empezó a entrar de noche hasta que llegó el Ejército. Nos costó conocer su geografía”, dice el teniente. Durante la patrulla, el oficial va explicando la organización de los Zetas —los halcones, las tiendas (los mochileros que distribuyen la droga), las estacas (células de ataque de cuatro miembros y un vehículo), las garrapatas (taxis usados para el seguimiento de intrusos y objetivos)—. Buena parte de su estructura ha sido desmantelada y sus cabecillas han huido hacia el este del Estado. Desde hace un tiempo los Zetas parecen estar perdiendo la guerra. Han sido expulsados por los llamados M o Gente Nueva, un grupo criminal extremadamente cruel al servicio del cartel de Sinaloa. Los M llevan meses limpiando la ciudad de colaboradores de sus rivales y las autoridades no ocultan su temor de que llegue el día en que desafíen al propio Chapo y se hagan los nuevos amos.

Un intimidante helicóptero Blackhawk sobrevuela los cerros. Falta una hora para poder decir que ha transcurrido un día sin una sola muerte violenta. La tregua más larga en Torreón desde 2007 fue entre el 1 y el 9 de noviembre de 2010, nueve días seguidos sin un código rojo.

LA MUERTE

Rematado en la cama

El hospital Universitario es el destino final de los heridos y muertos del crimen organizado. “Hace cinco meses vino un hombre interesándose por un herido al que, después de pasar por el quirófano, habíamos bajado a planta. Entró en la habitación y fue preguntando a los enfermos por sus heridas hasta que dio con quien buscaba y lo remató de ocho balazos. Era mediodía y el asesino salió caminando tranquilamente por la puerta. Ahora ya tenemos cámaras”, relata su director, Enrique Serna.

La morgue del hospital tiene capacidad para seis cuerpos, pero hay días, como dice su director, que parece “zona de guerra”. “Hemos llegado a tener 20 cadáveres y los tenemos que dejar en el piso. Si alguno llega descompuesto, el mal olor se extiende por el hospital y hasta por las cuadras vecinas”.

La funeraria Flores no queda lejos. Trabaja las 24 horas. Sus seis empleados recogen los cadáveres con que la violencia riega las calles. “Vamos con miedo, solos en la madrugada, sin protección. Muchas veces están desmembrados o solo se encuentran las puras cabezas. A algunos les ponen un palo en la espalda y alambre alrededor del cuello y les hacen un torniquete. Ya he visto todo lo que se le puede hacer a un cuerpo humano”, dice uno de ellos.

“Armar el rompecabezas”, coser los cuerpos para que estén presentables para la familia, puede llevar más de cuatro horas de trabajo, aunque empieza a ponerse de moda la incineración. Ya no hay velatorios públicos. Suponen demasiado riesgo.

LOS ALCALDES

Una dirigente sola

En Gómez Palacio apenas quedan policías y la cárcel fue cerrada tras un motín el 19 de diciembre que se saldó con una veintena de muertos. Unos 400 soldados protegen esta ciudad de más de 300.000 habitantes. Su alcaldesa, Rocío Rebollo, una mujer valiente y popular, se ha quedado sola a los pies de los caballos. Hace dos semanas, la mayoría de los policías municipales y su secretario de Seguridad fueron detenidos por vínculos con la delincuencia organizada. “Me dieron en la madre. Nunca pensé en vivir una situación como esta. Jamás tuve un indicio de que estaban involucrados”. Ni las autoridades estatales ni las federales le informaron de la redada, ni ahora de la estrategia para restaurar la seguridad en el municipio. “Estoy completamente sola en esto”.

Rebollo está agradecida a los soldados, pero estos no persiguen los delitos comunes, que crecen al amparo de la ola de violencia, y lamenta la descoordinación entre los municipios de la comarca, que lleva a que se arrojen los muertos en el territorio del vecino para bajar las tasas de homicidios propias. “La última vez que me reuní con los alcaldes de Torreón y Lerdo fue hace más de un año”.

La misma queja comparte Eduardo Olmos, alcalde de Torreón. “Es una torre de Babel. Tenemos dos Gobiernos estatales, dos regiones militares, dos destacamentos de policía federal… Los únicos que parecen tener un concepto de región son los carteles”.

Al poco de llegar a la alcaldía, en 2010, Olmos tuvo que despedir a los 800 agentes municipales por vínculos con el crimen organizado. Año y medio costó crear un nuevo cuerpo. Casi una treintena de agentes han muerto desde entonces en el combate contra el narco.

Los dos alcaldes suspiran por una policía metropolitana capaz de poner fin a la pesadilla. “Es una impotencia cabrona. Al parecer, solo Dios me ayuda, tengo a todo el pueblo rezando por mí”, dice con humor Rebollo.

LA PRENSA

Amenazados

Sandra Silva es la reportera de nota roja del periódico El Siglo de Torreón, fundado en 1922, que ha sufrido en estos años varios atentados. “Con el paso del tiempo te acostumbras a las balaceras y a los descuartizados, pero siempre me impresionan los niños”. A veces las amenazas proceden de las propias fuerzas de seguridad. “Te dicen cosas como: ‘¿Qué pasaría si aparecieras con un tiro entre ceja y ceja?’ o ‘¿Qué piensas, que porque me gustas no vas a aparecer muerta?”. En ocasiones, de las palabras se pasa a los hechos. Un método intimidatorio común a buenos y malos es que te tableteen: “Consiste en golpearte con una tabla, a veces mojada, en las nalgas o en las corvas”, explica Sandra. Su compañero, Arturo González, editor de las noticias locales, añade: “A la presión del cierre y de las redes sociales, no llegamos a tiempo para verificar lo que a veces es un rumor, se une la presión de las amenazas porque vas a publicar algo que a los malandros no les va a gustar”. Los sicarios ya no huyen, se retiran; tampoco son delincuentes sino sujetos armados.

Javier Garza, subdirector del diario, que tira unos 30.000 ejemplares y cuenta con 160.000 usuarios de promedio en Internet, explica que, además de una fuerte inversión en seguridad, la violencia ha obligado a cambiar las rutinas periodísticas: “No se cubren las balaceras en vivo, no se firma, se han acabado las exclusivas policiales y sacar las cámaras es una operación de riesgo. Tratamos de no crear escándalo con la violencia, parte de la saña de los criminales es su mensaje y no queremos ser sus voceros”.

LA SOCIEDAD

Ciudad fantasma

“No hay toque de queda, pero a partir de las nueve de la noche, Torreón es una ciudad fantasma”, afirma el profesor Roberto López Franco, exdirector de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, alarmado por la descomposición del tejido social. “Nuestra juventud está siendo aniquilada por la pobreza, la droga y las armas”, añade.

La sensación de abandono ha dado nuevo impulso a la vieja aspiración de que la Comarca Lagunera sea algún día un Estado. Un movimiento de opinión que seduce a sus élites. Torreón y Gómez Palacio son motores económicos de sus Estados, pero no se sienten representadas en sus capitales políticas. “Me encantaría que fuésemos un Estado propio”, afirma Armando Carlos R., director general de Fomento Económico de Coahuila. “El centralismo estatal y el encono político entre los partidos nos perjudica”. El empresario asegura que la violencia no ha cerrado ninguna empresa, aunque sí reconoce que ha frenado la inversión.

El presidente Peña Nieto estuvo esta semana en el Estado de Durango y prometió resultados a medio plazo, pero el tiempo corre en contra.

Rafael Mora Garza, director del Centro de Integración Juvenil de Torreón, dedicado al tratamiento de adicciones, da un dato. De sus 527 nuevos pacientes en 2012, el 40% ingresó por inhalar pegamento, disolventes o aerosol para grafitis, que se vende por 20 pesos (poco más de un euro). “Antes”, asegura Mora Garza, “eran chavos de clase baja ahora son de clase media, hijos de profesionales”. Elixires del olvido que quitan el hambre, tal vez también el miedo.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/01/26/actualidad/1359238452_533492.html