Posts etiquetados ‘AQMI’

Dos kilos perdió en los cuatro últimos días de la operación uno de los principales responsables de la detención en Zaragoza de Nou Mediouni. Tras dos años de seguimiento, mucho esfuerzo y algunas decepciones, la Policía española tuvo éxito. Nou Mediouni, de origen argelino, es un residente de larga duración en España, es decir, llevaba viviendo aquí más de cinco años, con una vida rutinaria entre sus estudios de informático, en los que iba a empezar un nuevo módulo, y sus colaboraciones con asociaciones culturales de su barrio. Iba de casa a clase, de clase a la asociación y de ahí, a casa. Un tipo normal, de 23 años. Pero en los últimos años se radicalizó y encontró en internet el lugar adecuado para compartir sus nuevas inquietudes. En la Policía española, en la brigada especializada en temas islámicos, conocen la trayectoria virtual de Mediouni y de los otros lobos solitarios o células terroristas que pueden radicalizarse hasta atentar. El primer lugar de encuentro es un chat más o menos abierto sobre la causa palestina. Después se puede ir avanzando por diferentes páginas en la red, donde si preguntas demasiado, si das tu identidad o pides las de los demás, eres expulsado.

Según tu disponibilidad, la confianza que despiertes o lo que estés dispuesto a hacer, quizá encuentres un interlocutor que pueda guiarte. Nou Mediouni se mostró dispuesto a todo y, a través del ordenador, pudo charlar con un alto dirigente del AQMI (Al Qaeda en el Magreb Islámico). Otros lobos solitarios que contactaron con él ya habían recibido órdenes a ejectuar. El detenido en Zaragoza todavía no, pero, probablemente, era el siguiente paso.

En la Policía, más que de lobos solitarios que atentan sin comunicarse con nadie, hablan de células terroristas, que en algún momento han tenido contacto con alguien de Al Qaeda, aunque luego actúen en solitario. Puede ser cualquiera que, en su casa, frente al ordenador, encuentre la «receta» para fabricar un explosivo y asuma los objetivos generales para atacar. Objetivos que lanzó Al Qaeda en los números 8 y 9 de la revista «Inspire»: políticos que defiendan las intervenciones u «ocupaciones» en lugares como Afganistán o Irak, intereses judíos en el país en el que viven o lo más sencillo, lo que no requiere más que una mochila y pocos escrúpulos: lugares de grandes concentraciones de personas.

Sin retrato robot

A diferencia de otros tipos de terrorismo, más clásicos, con las células independientes de Al Qaeda, la Fuerzas de Seguridad carecen de un retrato robot del posible atacante: no hay estrato social definido, ni nivel académico, ni una edad, ni falta de integración o marginación social. Todos los lobos solitarios (los hermanos de Boston, Merah en Francia o los detenidos en Valencia o en Zaragoza) eran adultos que vivían con normalidad en el país, bien nacionales o bien residentes de larga duración.

Eso obliga a la Policía a una continua vigilancia, a estar siempre atenta a lo que ocurre en los foros de internet y, cuando lo ven necesario, a pasar de la vigilancia virtual al seguimiento personal hasta que las sospechas se confirmen o se diluyan. Porque una de las similitudes de todos los lobos solitarios es que parecen perfectamente integrados en la sociedad en la que viven: quien busque un radical con chilaba y largas barbas, anda más que equivocado. Cuando ocurre un suceso como el de Boston o el de Zaragoza en España, la Policía recibe cientos de llamadas de gente que sospecha de sus vecinos. Son avisos sobre personas menos integradas, que acuden a la mezquita y tienen apariencia árabe. Aunque se investiga, ésos no suelen ser terroristas. Las órdenes de Al Qaeda son las de pasar inadvertidos, adaptarse a la vecindad, saltarse normas como las de comer cerdo, no beber alcohol y no hablar de religión con el fin de ser lo más parecidos posible a sus vecinos. Que hasta los más cercanos, cuando de produzca la detención, les parezca imposible; que su hijo, su amigo o su vecino nunca había mostrado una actitud radical, que siempre había hecho una vida corriente… En la vida real disimulan; en la vida virtual, en internet, se descubren. Un sospechoso al que la Policía vigilaba sólo perdió una vez los papeles: cuando gritó a sus hijos que no se podía ver la tele, que estaba prohibido. Fue un error que hizo que la Policía doblara su atención sobre él.

Expertos informáticos

Pero normalmente llevan dos vidas separadas, por lo que a la Policía le cuesta encontrar las pruebas. Nou Mediouni es un experto informático que sabía cómo borrar huellas: desde cambiar de locutorio en el que conectarse hasta utilizar los programas de internet que permiten esconder la IP del ordenador desde el que se está trabajando. Aunque parece un joven como cualquiera, es un fanático que ha reconocido su fanatismo incluso después de la detención. Convencido de lo que cree y convencido también de que no iba a ser detenido: ni cerró su perfil de Facebook ni tuvo miedo de publicar, en inglés, su satisfacción por los atentados de Boston.

Tras los atentados de Madrid y de Londres, Al Qaeda cambió de táctica. Gracias a la vigilancia policial y a que los servicios secretos de los distintos países estaban más conectados, le era más complicado preparar golpes tan contundentes. Se dio cuenta de que su operatividad estaba dañada y marcó nuevas directrices: a partir de ese momento son los actores individuales quienes deben actuar en el país donde viven. No se necesita más que mucho convencimiento y estar dispuesto a dejarse la vida en el atentado. Según mandos policiales, un terrorista clásico gasta el 95% de su preparación en asegurarse la huida después de dar el golpe. Los lobos solitarios casi siempre se ahorran ese 95%. Ellos no tienen ese problema. O si son detenidos antes, tampoco buscan excusas o preparan mentiras. Su fe es absoluta y no reniegan de lo que han hecho o tenían preparado hacer.

En realidad, el lobo solitario puede ser tu vecino, tan amable en el día a día. ¿Es para estar asustados? «No», responden desde la Comisaría General de Información, donde coordinan la lucha contra el terrorismo islámico. Es un trabajo en el que mantienen mucha relación con los servicios de seguridad de otros países. En la detención de Nou Mediouni han intervenido Francia y, sobre todo, Marruecos.

Labor preventiva

Ahora mismo existen alrededor de 40 operaciones abiertas y aseguran que, dentro de lo que cabe, podemos sentirnos protegidos. El suyo es un trabajo delicado, muy complejo por el anonimato y la facilidad con la que pueden actuar los lobos solitarios, pero los especialistas de la Policía, que, de media llevan más de diez años dedicados a este mundo, dicen que España está más preparada que nunca para vigilarlos. Eso supone viajes a deshoras, dispositivos de vigilancia que empiezan en cualquier momento imprevisto y que nunca se sabe cuándo pueden acabar… Más los momentos de desesperación, cuando la colaboración de otro país no es suficiente o el lobo solitario consigue esconderse bien detrás de su seudónimo en internet.

La labor principal es, principalmente, preventiva. No pueden esperar a que el lobo solitario dé el último paso y provoque una tragedia irremediable. Se enfrentan, pues, a un problema: como el atentado no se ha producido cuando la Policía actúa, conseguir pruebas exige mucho más tiempo y dedicación que en otros casos. Hay que reunir datos suficientes con los que convencer al juez de que el lobo solitario es un peligro en potencia para la sociedad. En ocasiones, cuando el detenido es un chico joven, aparentemente integrado y que no ha actuado, la detención de la Policía no es fácil de entender. Pero ese era el perfil de los hermanos de Boston antes de poner los explosivos en las calles donde se disputaba el maratón.

Es en internet donde han aprendido a atentar y donde han alcanzado alto nivel de sofisticación, que les permite esconderse. Aunque la Policía está al acecho, los lobos solitarios son muy dinámicos para burlar la vigilancia. La red es su guarida.

http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/2136105/la-razon-del-domingo/lobos-solitarios-las-caras-del-terror#.UYZQ0spmZu0

Por Dan Rivers, CNN

Londres, Inglaterra (CNN) – Los días en que los aspirantes a terroristas tenían que viajar a lugares lejanos para hacer contactos y aprender a fabricar bombas se acaban rápidamente. Las redes sociales como Twitter y Facebook proporcionan una agenda de contactos completa: si buscas un poco más, exploras más esos contactos y obtienes entrada a foros privados, eventualmente encontrarás instrucciones para hacer una bomba.

El mes pasado Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) creó una cuenta en Twitter que ya ha obtenido más de 5.500 seguidores, y la cuenta de AQMI sigue a siete personas incluyendo la cuenta oficial del grupo terrorista somalí Al Shabaab y la del frente Al Nusra en Siria, que a la vez sigue a otro grupo rebelde en Alepo.

Puedes ver qué tan rápido las conexiones empiezan a multiplicarse y lo sencillo que es para los terroristas incipientes construir contactos globales. Desde luego, es imposible que probar cualquiera de esas cuentas son auténticas, pero muchos de sus seguidores creen que lo son, algo que ya es preocupante en sí mismo.

El servicio de seguridad británico MI5 y las organizaciones de inteligencia hermanas GCHQ y MI6 monitorean redes sociales, registrando quién sigue a quién en sitios como Twitter, y proporcionando información vital sobre las alianzas que surgen entre diferentes grupos e individuos.

Pero el profesor Peter Neumann del King’s College London señala que esa operación de monitoreo plantea varios desafíos.

“Esto es el mayor problema porque la web 2.0, las redes sociales, generan muchas ‘cosas’ y hay muchas personas involucradas en conversaciones con radicales en internet, así que monitorear eso requerie gran cantidad de recursos y ningún servicio de inteligencia ha entendido del todo cómo separar las ‘charlas inofensivas’ de las ‘cosas significativas’ y ‘reales’”, dijo.

“No sabes, por ejemplo, si alguien que conversa en línea mucho es muy peligroso o si es lo opuesto: alguien que no conversa en absoluto y está escuchando es en realidad mucho más peligroso porque esa persona probablemente es más propensa a ser operacional. Hay mucho en el ambiente en línea que no conocemos aún”.

Jean Paul Rouiller, del Centro de Ginebra para el Entrenamiento y Análisis de Terrorismo dice que las redes sociales son vitales para las organizaciones terroristas modernas.

“No podrían sobrevivir, no podrían reclutar personas. El contacto humano siempre es necesario, pero las redes sociales son la vitrina”, dijo.

Detrás de la vitrinas de las cuentas de Twitter y Facebook hay salas de chat más privadas en donde líderes terroristas de todo el mundo intercambian información y tácticas.

Según Rouiller, un conocido foro fue operado por el francés Nabil Amdouni hasta que fue cerrado por él mismo, quien fue arrestado el verano pasado en Tolón.

Rouiller asegura que los documentos obtenidos durante la muerte de Osama Bin Laden en Abbottabad sugieren que Bin Laden mismo habría publicado mensajes en ese foro. EL fallecido jefe de Al Qaeda era muy cuidadoso evitando aparatos electrónicos, pero se cree que escribió mensajes en pedazos de papel que un teniente de confianza luego escribía en computadora y guardaba en una memoria USB, que recibía eventualmente alguien en el foro.

También está el caso de otro militante, Moezeddin Garsallaoui, quien dice Rouiller, solía ingresar a un foro de chat después de ataques de aviones no tripulados para mostrarle a su familia en Europa que había sobrevivido. Nunca publicó un mensaje, pero su sola presencia en el foro dejaba una firma electrónica que le probaba a su esposa Malika al Aroud que estaba aún con vida.

Algunos expertos creen que hay ejemplos de terroristas que se han sumergido en el mundo en línea de extremismo y se han “autoradicalizado” sin siquiera haber conocido a otro terrorista en la vida real.

Major Nidal Hasan, quien presuntamente asesinó a 13 personas e hirió a 30 en Fort Hood en 2009, es un ejemplo citado por los analistas como Neumann como un terrorista “autoradicalizado”. Las autoridades dicen que él estaba en contacto a través de correo electrónico con el pastor de Yemen Anwar al-Awlaki en los meses previos a los tiroteos, pero debido a la falta de más conspiradores o de un “plan” más grande, el Departamento de Defensa ha categorizado los asesinatos no como terrorismo, sino como violencia en el lugar de trabajo.

No obstante, otros analistas, como Rouiller, dicen que aunque el material en línea puede llevar a un individuo a una dirección criminal, al final casi siempre hay un “mentor” terrorista que juega un papel clave en empujar a alguien hacia actos de violencia y esa tutoría casi siempre ocurre cara a cara, en lugares como una mezquita, una escuela o una universidad.

La gran pregunta a la luz de los atentados en Boston es si los hermanos Tsarnaev, sospechosos de poner las bombas, también fueron “criados en casa”, radicalizándose en línea únicamente, o si de hecho tenían un “mentor” terrorista que capitalizó su descontento y los dirigió hacia la violencia. Y crucialmente, si son culpables, ¿aprendieron de fabricación de bombas en internet, en vez de una clase de terrorismo en Daguestán?

Las formas en que el terrorismo puede surgir desde las redes sociales

La Policía Nacional ha detenido en España a dos miembros de la filial de Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI) que, según el Ministerio del Interior, responden al perfil de los dos terroristas de origen checheno que llevaron a cabo el atentado de Boston (Estados Unidos).

Los detenidos son Nou Mediouni, de origen argelino, que ha sido arrestado en Zaragoza, y Hassan El Jaaouani, apresado en Murcia. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha destacado que existían «datos fundados» para proceder a la detención de los dos presuntos terroristas islamistas, recoge Ep. Se trataba de dos «lobos solitarios», según el ministro, que los ha comparado con Mohamed Meraa, el autor de los asesinatos del año pasado en Toulouse (Francia), y con los hermanos chechenos Tsarnaev.

En los registros que se están practicando, los agentes han encontrado a uno de los detenidos un documento en el que se hace apología del atentado en la maratón de Boston.

El detenido en Zaragoza, Nou Mediouni, de 23 años, era usuario habitual de una plataforma radical islámica, desde la que responsables de AQMI recutaban a los candidatos con un perfil más extremista. Mediouni fue reclutado en este foro.

Según informa Interior, este presunto terrorista recibió instrucciones para su viaje a un campo de entrenamiento yihadista ubicado en el norte de Mali y dirigido por la rama de Al Qaida en el Magreb. El detenido no consiguió tener una vía segura de contacto, lo que le obligó a regresar a España «mostrando un elevado nivel de frustración por no haber podido morir como un mártir».

Hassan El Jaaouani, de 52 años y que ha sido arrestado en Murcia, también contactó con los responsables de AQMI ubicados en Mali. Uno de esos contactos está relacionado con el secuestro y posterior asesinato de dos ciudadanos franceses en Níger en enero de 2011.

Los arrestos han sido ordenados por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. Según fuentes jurídicas, los presuntos islamistas no tienen «ninguna vinculación con los hechos de Boston». Nou Mediouni y Hassan El Jaaouani, que comparecerán este jueves en la Audiencia Nacional, se habrían radicalizado en los últimos tiempos y accedían a páginas yihadistas.

Esta operación, que llevaba más de un año en marcha, ha sido posible por la colaboración policial internacional mantenida entre la Comisaría General de Información y los servicios policiales homólogos de Francia y Marruecos.

http://www.abc.es/espana/20130423/abci-detenidos-islamistas-alqaeda-201304231010.html

El Ejército chadiano anunció ayer haber matado al jefe yihadista Mojtar Belmojtar en el norte de Malí. Un día antes, el viernes, las mismas fuentes informaron de la muerte de uno de los principales líderes de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Abdelhamid Abu Zeid. De confirmarse ambas muertes, constituirían un serio revés para los yihadistas, que padecen la ofensiva del Ejército francés y de fuerzas africanas —entre ellas, la de Chad— en el norte del país.

“Las fuerzas chadianas en Malí han destruido totalmente la principal base de los yihadistas en el macizo de Adrar de las [montañas] Ifogas, más concretamente en el valle de Ametetai” a mediodía del sábado, anunció en la tarde de ayer por la televisión estatal el general Zacharia Gobongue, portavoz del Ejército chadiano. El anuncio precisaba que como consecuencia del asalto “varios terroristas” habían resultado muertos, entre ellos el argelino Belmojtar, de 40 años, llamado El Tuerto o Míster Marlboro.

Belmojtar, un traficante de tabaco reconvertido en terrorista, fue responsable del secuestro de tres cooperantes españoles en Mauritania en 2009 y el cerebro de la toma masiva de la planta de gas de In Amenas (Argelia) perpetrada en enero pasado por una brigada de yihadistas de varias nacionalidades. La intervención de las fuerzas de seguridad argelinas puso fin al secuestro de la planta, con decenas de muertos.

Muyahidin en Afganistán en los noventa, Belmojtar fundó al volver a Argelia el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, una violenta organización que en 2006 se integró en AQMI. La filial magrebí de Al Qaeda campa desde hace años por las dunas del Sahel, donde aliada con los rebeldes tuaregs y otros grupos islamistas han logrado crear el Azawad, un Estado islámico independiente regido por la sharía, donde se cortan las manos de los ladrones y se apalea a las mujeres infieles.

AQMI está formado por cuatro brigadas dirigidas por argelinos y compuestas de unos mil hombres de una docena de nacionalidades que se mueven por Mauritania y Malí con total libertad. Belmojtar, que estuvo al frente de la brigada basada en Gao, había sido apartado de la organización y sustituido por Abdelmalek Drukdel. Cuando orquestó el secuestro de la planta de gas de In Amenas, ya no pertenecía a la organización.

El viernes, el presidente de Chad, Idriss Déby, anunció que el argelino Abu Zeid había sido “abatido” por soldados chadianos en el transcurso de violentos combates en una zona montañosa del noreste de Malí, cerca de la frontera argelina. Fuentes oficiales francesas afirmaron no estar en disposición de confirmar la muerte de Abu Zeid, responsable a su vez del mayor número de secuestros de occidentales en la región.

Según la prensa argelina, el resultado de las pruebas de ADN que se realizan a los restos del supuesto Abu Zeid deberán ser concluyentes sobre la identidad. Oficiales de los servicios de seguridad argelinos han identificado los pertrechos, pero no el cuerpo, del que se considera más radical de los jefes de AQMI, según informaba ayer el diario argelino El Khabar. Estos mismos oficiales, que “seguían la pista desde hacía años a Abu Zeid, han autentificado sus armas, que estaban en posesión de los [soldados] franceses, pero no fueron capaces de identificar formalmente el cadáver”, escribía El Khabar.

Chad es uno de los países africanos que más ha contribuido a la llamada Operación Serval, lanzada por Francia a mediados de enero para expulsar del norte de Malí a los islamistas tutelados por AQMI.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/03/02/actualidad/1362258050_207277.html

Mina de uranio de la empresa francesa Areva en Arlit (Níger). / AP

Francia ha ordenado a sus fuerzas especiales que protejan las instalaciones de uranio del gigante nuclear estatal Areva en Níger ante la amenaza de ataques contra sus intereses tras la intervención de su ejército en Malí, según ha revelado este jueves una fuente militar a Reuters.

Areva es el mayor inversor extranjero en Níger, y lleva extrayendo uranio en Níger desde hace más de cinco décadas y suministra gran parte del material en bruto que emplea la industria de la energía nuclear de Francia. La energía nuclear representa el 75 % de la producción eléctrica en Francia.

La fuente militar ha confirmado una información adelantada por el semanario ‘Le Point’, que afirmaba que París ha enviado a las fuerzas especiales y material a los lugares de producción de uranio de Areva en Imouraren y Arlit, aunque no ha querido dar más detalles. El Ministerio de Defensa no ha comentado la información, y Areva se ha limitado a señalar que no habla de cuestiones de seguridad.

Irónicamente, las minas de uranio en Níger son el lugar simbólico donde nació hace una década la guerra de Occidente contra Al Qaeda. Funcionarios de la administración Bush, deseosos de iniciar la guerra contra Irak, pidieron a sus servicios de inteligencia y a los de sus aliados cualquier información que vinculara a Al-Qaeda con Irak y que indicara que Bagdad trataba de adquirir armamento nuclear. El entonces secretario de Estado, Colin Powell, acabó presentando un informe falso, que incluía fotografías tomadas en Níger, para preparar el ‘casus belli’ en la ONU, atribuyéndolo a servicios secretos extranjeros, y Bush llegó a atribuir la información a Gran Bretaña.

Hace dos años, en septiembre de 2011, siete trabajadores, incluidos cinco franceses, fueron secuestrados en Arlit por Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI). Posteriormente los secuestradores liberaron a tres de los rehenes, pero todavía retienen a cuatro franceses. Areva cuenta con unos 2.700 trabajadores en Níger y tiene previsto comenzar a explotar una tercera mina en Imouraren este año o el próximo.

Una portavoz de la compañía señaló este mes que el Gobierno francés no les había pedido reducir el personal en Níger y dijo que Areva contaba con un amplio plan de seguridad para sus empleados y que éste había sido revisado por las autoridades francesas.

Desde el once de enero, a petición del Gobierno de Malí y con la luz verde del Consejo de Seguridad de la ONU y de la comunidad internacional, París ha lanzado ataques aéreos y ha enviado a unos 3.200 soldados a Malí, país fronterizo con Níger, para evitar el avance de los rebeldes de Al Qaeda y Tuareg que amenazaban la integridad territorial de su excolonia.

Los insurgentes han amenazado con vengarse golpeando objetivos franceses en la región del Sahel y fuera de ella, y unos días después del comienzo de la operación Serval atacaron una planta gasista en In Amenas, sudeste de Argelia, tomando centenares de rehenes. El secuestro acabó con un ataque del ejército argelino y la muerte de una treintena de trabajadores de la planta y de otros tantos yihadistas.

Mientras tanto, un convoy que transporta a dos centenares de soldados desde Chad hasta Malí llegó el jueves a Niamey, capital de Níger. Djamena ha decidido enviar 2.000 militares a la zona del conflicto a petición de París. Esas tropas ayudarán a las fuerzas de la Misión Internacional de Apoyo a Malí organizada por la CEDEAO, pero no estarán bajo su mando.

Según France Presse, en este momento hay ya 600 soldados chadianos y 500 nigerianos en Ouallam, al norte de Níger, cerca de la frontera con Malí. Estos dos batallones se desplegarán en la región de Gao, al norte del territorio malienseí, para ayudar a las tropas francesas y las gubernamentales a arrebatar a los islamistas los feudos donde se instalaron hace un año.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/01/24/actualidad/1359039101_983020.html

Francia endurece su discurso contra el terrorismo, que exige ocupar todo Malí

El Gobierno francés ha endurecido este domingo su discurso contra los grupos terroristas en el Sahel tras el fin del ataque al complejo gasístico argelino, calificado de «acto de guerra», y ha señalado que la operación militar que ha lanzado en Malí busca reconquistar totalmente ese país, sin dejar bolsas.

Varios ministros, como el sábado lo había hecho el presidente francés, François Hollande, salieron en defensa de la operación militar de las autoridades argelinas para poner fin a la acción de los salafistas en In Amenas, y de su negativa a cualquier negociación.

El más taxativo fue el titular de Defensa, Jean-Yves Le Drian, que dijo que cuando hay tantas personas amenazadas no se puede hablar de toma de rehenes, sino de «un verdadero acto de guerra» y «frente a un acto de guerra, el gobierno argelino (…) no tenía otra solución que reaccionar como si estuviera en guerra».

«Argelia ha demostrado que no aceptará agresiones de este tipo», señaló Le Drian.

El papel de Argelia

El jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, también ha justificado la «respuesta adaptada» de Argel porque «frente al terrorismo hay que ser implacable» ya que «es un mal absoluto (…) y necesita una firmeza absoluta».

Una forma de acallar las críticas, en particular de algunos países que tenían muchos ciudadanos entre los rehenes, de no haber intentado una salida conciliadora para intentar salvar sus vidas.

«Me choca un poco -comentó Fabius- cuando se da la impresión de que los argelinos fueron los culpables», cuando lo que ocurrió es responsabilidad del grupo salafista que dirigió el ataque.

Y además, puso el acento en que Argelia «está comprometido en la lucha contra el terrorismo», una forma de respaldar a un país que resulta clave para el éxito de la operación que Francia ha lanzado en Mali.

Precisamente, Le Drian detalló las misiones que se ha marcado para esa intervención, iniciada la semana pasada, y en particular que el objetivo final es «la reconquista total de Malí, no vamos a dejar que queden bolsas» de resistencia en los que puedan seguir desarrollándose los grupos terroristas con diferentes tráficos.

La misión en Malí

El ministro de Defensa reiteró la idea de que «Francia tiene intención de pasar el relevo a las fuerzas africanas (…), cuanto antes, mejor», aunque puntualizó que si las tropas llegadas de otros países de la región les solicitan, podrán prestarles ayuda.

Una cuestión delicada es la ausencia de tropas de otros países europeos. Fabius recalcó que la UE carece de una política común de defensa y reconoció que querría que otros Estados europeos se implicaran más, más allá de la misión de formación del ejército de Mali o el apoyo logístico al transporte de medios militares.

Le Drian, en un tono muy diplomático, casi irónico, indicó que «si hay países europeos que quieren hacer más, no cerramos la puerta».

Del desarrollo de las operaciones sobre el terreno, el ministro de Defensa precisó que hasta esta tarde «la ciudad de Diabali no (había) sido tomada por las fuerzas de Malí», pero que espera que eso ocurra «pronto», y que lo que ya no había allí era camionetas de los rebeldes con ametralladoras.

Hollande recibió esta tarde a los familiares de los siete rehenes franceses secuestrados en el Sahel, a los que trató de transmitir su compromiso de que su gobierno hará lo posible para liberarlos, sin descartar nada, aunque la operación en Mali ha podido complicar ese desenlace.

Le Drian informó de que esos rehenes franceses Sahel, capturados en Mali y Níger en los tres últimos años por grupos vinculados a Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), están vivos y «hay contactos» con los secuestradores.

Por otro lado, el Gobierno francés confirmó que se ha reforzado la seguridad de sus empresas que trabajan en la región del Sahel, aunque no quiso precisar qué instalaciones ni qué compañías.

http://www.abc.es/internacional/20130120/abci-francia-postura-argelia-mali-201301202103.html

 El rescate en la planta de Argelia acaba con 11 islamistas muertos y siete rehenes ejecutados

Imagen de satélite de la planta de gas argelina de Ain Amenas tomada por islamistas donde retienen un número indeterminados de rehenes AFP PHOTO

David Martínez David Martínez |

La operación de las tropas del ejército argelino para liberar a los rehenes de la planta gasística de In Amenas, en el desierto de Argelia, ha terminado hoy con un baño de sangre. Hoy se ha producido el último recuento oficial de víctimas, a pesar de la confusión de los datos puesto que las autoridades argelinas todavía no han comunicado un balance definitivo de víctimas mortales tanto de los islamistas de Al Qaeda que provocaron el secuestro como de los rehenes argelinos y extranjeros que han perdido la vida en este lamentable suceso.

Hoy se ha comunicado la muerte de once secuestradores y el hallazgo de siete rehenes muertos presuntamente ejecutados, según informaron fuentes oficiales al diario argelino El Watan.

Pero desde que comenzó el secuestro y luego se produjo el posterior asalto por parte de las fuerzas militares argelinas han muerto más de 50 personas, según distintas fuentes periodísticas argelinas, francesas y mauritanas.

Entre extranjeros y argelinos, el número de empleados de la planta de gas argelina secuestrados y que han muerto oscila entre 25 y 27 desde la madrugada del miércoles, cuando un grupo fuertemente armado de yihadistas pertenecientes al grupo “Los que firman con su sangre”, liderado por el integrista islámico Mojtar Belmojtar, que participó en la creación de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), atacó la planta.

Los yihadistas tomaron como rehenes a centenares de personas y debieron afrontar un primer asalto lanzado el jueves por las fuerzas especiales argelinas que actuaron sobre su territorio de forma unilateral y sin consultar a países que mantenían rehenes como Francia, Reino Unido, Estados Unidos. Un total de 29 terroristas habría muerto desde que se inició la operación para liberar la planta, hace 48 horas.

Entre la huida de algunos rehenes y la liberación de otros por los militares argelinos, alrededor de 600, casi todos argelinos, han logrado ponerse a salvo. Según las autoridades, los terroristas habrían hecho rehenes a 132 extranjeros. El balance total de víctimas occidentales es difícil de establecer pues las autoridades ignoran si había algunos escondidos en el momento del asalto final.

El gobierno argelino todavía no ha comunicado oficialmente el balance final del asalto ni la identidad exacta de los rehenes que han fallecido o por los ataques de sus tropas o tras ser ejecutados por los milicianos de Al Qaeda que iniciaron el secuestro masivo contra la planta vital para la energía de Argelia hace cuatro días.

Lo que sí se ha conocido es que la intención de los terroristas islamistas iniciaron el masivo secuestro para forzar tanto al gobierno francés como al gobierno argelino a que cese la ofensiva militar de Francia y de otros países africanos para liberar al norte de Mali del asedio de los islamistas radicales y ayudar así al gobierno democrático elegido por Mali.

 

Los terroristas de la planta gasista de Argelia se estaban preparando para un intento de suicidio en masa inmediatamente antes del asalto final de las fuerzas de seguridad argelinas, de acuerdo con las mismas fuentes, bajo el anonimato.

Por otro lado, otras fuentes locales han informado a la agencia Reuters de que 16 rehenes extranjeros han sido liberados, entre ellos dos estadounidenses, dos alemanes y un portugués.

Estos datos todavía no han podido ser verificados a la espera de una próxima rueda de prensa en la que las autoridades argelinas explicarán el desarrollo concreto de la operación de rescate, según ‘El Watan’.

Otras informaciones aseguran que Al Qaeda mantiene rehenes

Al Qaeda sigue en su poder un número aún no muy determinado de trabajadores extranjeros de los más de seiscientos que cayeron en sus manos el miércoles. Son unos veinte, según la agencia Reuters, y siete, según la agencia mauritana ANI, que mantiene comunicación con los terroristas. Nada en todo caso hacía prever una solución pacífica a la crisis con las tropas rodeando el lugar.

La tensión se ha agravado este sábado por la mañana ante la advertencia de los secuestradores de que se se suicidarán con sus rehenes ante la menor tentativa de asalto del ejército argelino.

En una llamada telefónica a la agencia privada mauritana Al Ajbar, el líder del comando secuestrador, Abderrahmán Neijeri, alias Abu Doujana, ha asegurado que han colocado explosivos por todas partes, incluidos sus cuerpos, y pueden activarlos en cualquier momento.

“Sólo les quedan dos opciones: o relanzar las negociaciones o firmar la sentencia de muerte de los rehenes que quedan dentro del complejo”, amenazó.

Por otro lado, últimas informaciones remitidas por la petrolera noruega Statoil apuntan al rescate de otros dos empleados de este país nórdico en las últimas horas.

“Los dos (ambos de nacionalidad noruega) están o de camino o preparándose para el viaje de vuelta a Noruega”, ha asegurado en rueda de prensa Helge Lund, el presidente de la petrolera, que opera junto con la británica British Petroleum (BP) y la argelina Sonatracha en las instalaciones, en el sureste del país, cerca de la frontera con Libia.

Once de los diecisiete empleados que estaban en la planta en el momento del ataque terrorista están ya a salvo, por lo que falta saber qué ha ocurrido con otros seis, todos noruegos, de los que no hay informaciones, admitió hoy Lund.

Una treintena de víctimas mortales

Todavía sigue siendo confuso el número de víctimas mortales resultado de una operación militar que siguió recibiendo críticas de uno y otro lado del mundo. Podrían haber muerto en torno a 30 trabajadores -al menos siete de ellos extranjeros- y 18 asaltantes, según fuentes argelinas citadas por la agencia británica.

Entre los cadáveres de los terroristas habría dos argelinos, tres egipcios, dos tunecinos, dos libios, un malí y un francés.

Tampoco se sabía con exactitud el número de trabajadores que podrían seguir escondidos dos días después en las instalaciones. Algunos han sido liberados tras casi dos días ocultos y los militares argelinos seguían ayer buscando a más.

El diarno Ennahar publica este sábado que las fuerzas especiales del Ejercito argelino han descubierto en las últimas horas los cadáveres de quince rehenes y terroristas en la planta de gas. El rotativo asegura que entre los cuerpos hay tanto captores como retenidos sin ofrecer más detalles.

Rehenes ejecutados por los terroristas de Al Qaeda

Otros habían sido fríamente asesinados por los captores, como el jefe francés de Azedine, un argelino de 27 años, que vio su cadáver y a uno de los terroristas con su acreditación colgada. “Mi supervisor era un gran hombre. Aprendí mucho de él. Le dispararon, pero no vi la ejecución. Todo lo que vi fue su cuerpo cuando escapé a la carrera con otros colegas fuera de la base”, explicó.

Otro empleado describió al diario francés Le Monde cómo uno de los estadounidenses que le acompañaban fue tiroteado y murió desangrado. Los yihadistas ofrecieron a lo largo del viernes, según la agencia mauritana ANI, la liberación de dos rehenes norteamericanos a cambio de dos importantes presos islamistas que se encuentran en penales de Estados Unidos.

Se trata del clérigo egipcio ciego, Omar Abdel-Rahman, encarcelado por intentar atentar en 1993 contra el World Trade Centre de Nueva York y de la paquistaní Aafia Siddiqui. Pero la respuesta no se hizo esperar desde Washington. “Estados Unidos no negocia con terroristas”, aseguró la portavoz del Departamento de Estado.

Exigencias que se suman a otras como la liberación de presos en Argelia para que sean trasladados al norte de Malí o que Francia ponga fin a su intervención en este país africano.

“Nos adentramos en una semana en la que como nación debemos estar preparados para las malas noticias. Pero al mismo tiempo debemos mantener la esperanza de que muchas familias reciban buenas noticias desde Argelia”, dijo este viernes el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg en un mensaje a la nación. Se refería a ocho de los nueve trabajadores de la planta de los que no hay ninguna noticia desde el asalto. El noveno ya había emprendido sano y salvo regreso a su país.

El primer ministro añadió que en su conversación telefónica con su homólogo argelino le había insistido en que la seguridad de los rehenes debía ser la prioridad.

Los relatos de quienes van recuperando la libertad reflejan la presencia de distintas nacionalidades entre los terroristas, lo que coincide con las informaciones que hablan de una Al Qaida del Magreb Islámico (AQMI) con raíces argelinas pero cada vez más internacionalizada.

Quienes asaltaron la planta de In Amenas son árabes y magrebíes de diferentes países -los argelinos distinguieron sus acentos extranjeros- y algunos de raza negra, que podrían ser de Malí o de otros países del África subsahariana que han surtido de hombres a Al Qaida en los últimos meses.

Los relatos de los supervivientes coinciden también en que, desde el primer momento, los terroristas dispensaron un trato distinto a los empleados argelinos y a los extranjeros. “Hermanos argelinos, no tengáis miedo, salid en paz, somos hermanos, todos somos musulmanes”, relató Beljah, uno de los rehenes al vespertino francés Le Monde. Iban bien armados, se les veía preparados.

“Saben que no tienen ninguna posibilidad de salir con vida”, afirma el periodista mauritano y especialista en yihadismo Issemou Uld Mustapha en declaraciones a AFP. “No son muy numerosos pero son hombres aguerridos, motivados, listos a sacrificarse a las órdenes de su jefe”, añade en referencia al conocido terrorista argelino Mojtar Belmojtar.

Belmojtar, un mítico miembro de AQMI, habría formado su propia «katiba», que hacen llamar “Los que firman con su sangre”, a finales de 2012 por diferencias con los líderes supremos de la banda terrorista. En todo caso, la acción de In Amenas puede considerarse como un órdago lanzado desde la órbita de Al Qaida. Y no un órdago cualquiera, pues se trata de la mayor crisis de rehenes en la que la banda se ha involucrado.

Sigue abierta la herida por el ataque a una planta de gas argelina y la toma de decenas de rehenes por terroristas que el Ejército de Argelia trató de zanjar de manera expeditiva el jueves. Al Qaida seguía teniendo ayer en la noche en su poder un número aún no muy determinado de trabajadores extranjeros de los más de 600 que cayeron en sus manos el miércoles.

Son más de 20, según la agencia Reuters, y siete, según la agencia mauritana ANI, que mantiene comunicación con los terroristas. Nada en todo caso hacía prever una solución pacífica a la crisis con las tropas rodeando el lugar. Al cierre de esta edición, el digital Tout Sur L’Algérie daba la versión de un notable argelino que aseguraba que los últimos rehenes habían sido liberados, aunque el Gobierno argelino seguía sin confirmarlo.

Los relatos de quienes van recuperando la libertad reflejan la presencia de distintas nacionalidades entre los terroristas, lo que coincide con las informaciones que hablan de una Al Qaida del Magreb Islámico (AQMI) con raíces argelinas pero cada vez más internacionalizada.

Quienes asaltaron la planta de In Amenas son árabes y magrebíes de diferentes países -los argelinos distinguieron acentos extranjeros- y algunos de raza negra, que podrían ser de Malí o de otros países del África subsahariana que han surtido de hombres a Al Qaida en los últimos meses.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/internacional/20130119/54362091238/el-rescate-de-argelia-acaba-con-11-islamistas-muertos.html#ixzz2IR8DlVtJ