Posts etiquetados ‘Barack Obama’

Cuando el presidente Obama haga su primera gran gira por el África subsahariana a finales de este mes, los organismos federales encargados de su seguridad no piensan correr ningún riesgo.

Está previsto enviar a cientos de agentes del Servicio Secreto estadounidense a una serie de instalaciones seguras en Senegal, Suráfrica y Tanzania. Y frente a la costa habrá un portaaviones o una nave anfibia de la Marina, con un servicio de urgencias médicas plenamente equipado a bordo, para su utilización en caso necesario.

Unos aviones militares de carga transportarán 56 vehículos de apoyo, entre ellos 14 limusinas y tres camiones cargados de láminas de cristal antibalas para cubrir las ventanas de los hoteles en los que residirá la familia del presidente. Grupos de cazas sobrevolarán en turnos sucesivos el espacio aéreo en el que se encuentre Obama, con el fin de proporcionarle protección las 24 horas e intervenir con rapidez si un avión extraviado se acerca en exceso.

Las elaboradas disposiciones de seguridad –que van a costar al gobierno decenas de millones de dólares– están esbozadas en un documento interno y confidencial de planificación que ha obtenido The Washington Post. Aunque los preparativos parecen ser similares a los de otros viajes de este tipo en el pasado, el documento ofrece un atisbo poco frecuente de los gigantescos esfuerzos necesarios para proteger al presidente de Estados Unidos en sus viajes al extranjero.

Aviones militares de carga transportarán 56 vehículos de apoyo, entre ellos 14 limusinas y tres camiones cargados de láminas de cristal antibalas para cubrir las ventanas de los hoteles en los que residirá la familia del presidente

Cualquier viaje presidencial, como el de la semana que viene a Irlanda del Norte y Alemania, supone un reto logístico inmenso y costoso. Pero el viaje a África es aún más complicado debido a una confluencia de factores que quizá lo conviertan en el más caro del mandato de Obama, según personas que conocen los preparativos.

La familia del presidente tiene previsto hacer, entre el 26 de junio y el 3 de julio, varias paradas en tres países para las que el gobierno estadounidense está suministrando todo lo necesario, en lugar de confiar gran parte de las medidas a la policía, las autoridades militares y los hospitales locales.

El presidente y la primera dama habían previsto también, dentro del viaje, participar en un safari en Tanzania, lo cual habría obligado al equipo especial de contraataque del presidente a llevar fusiles de largo alcance con munición de gran calibre, capaces de neutralizar a guepardos, leones o cualquier otro animal que pueda convertirse en una amenaza, según el documento de planificación.

Pero los responsables de la operación anunciaron el jueves que se había cancelado el safari para ir, en su lugar, a Robben Island, frente a la costa de Ciudad del Cabo, en Suráfrica, donde Nelson Mandela vivió encerrado cuando era preso político.

El presidente y la primera dama habían previsto también, dentro del viaje, participar en un safari en Tanzania, lo cual habría obligado al equipo especial de contraataque del presidente a llevar fusiles de largo alcance con munición de gran calibre, capaces de neutralizar a guepardos, leones o cualquier otro animal

Cuando The Post preguntó a representantes de la Casa Blanca sobre el safari la semana pasada, la respuesta fue que todavía no había una decisión definitiva. El jueves, un portavoz aseguró que la anulación no tenía nada que ver con las preguntas del periódico.

“No tenemos recursos infinitos para sostener los viajes presidenciales, y hemos pensado que era más importante una visita a Robben Island que un safari de dos horas en Tanzania”, dijo el portavoz John Earnest. “Por desgracia, no era posible hacer las dos cosas”.

Varios documentos internos de la administración que circularon en abril muestran que la familia Obama tenía previsto ir tanto a Robben Island como al safari, según una persona que está al tanto de los preparativos.

Los expresidentes Bill Clinton y George W. Bush también hicieron viajes a distintos países africanos, y también fue necesario hacer laboriosos preparativos. Bush fue en 2003 y 2008, en ambas ocasiones con su esposa. Sus dos hijas les acompañaron en el primer viaje, que incluyó un safari en una reserva natural situada en la frontera entre Botswana y Suráfrica.

No tenemos recursos infinitos para sostener los viajes presidenciales, y hemos pensado que era más importante una visita a Robben Island que un safari de dos horas en Tanzania”

John Earnest, portavoz gunernamental

“Incluso en los países más desarrollados de Europa occidental, el volumen de material y grado de organización necesarios para sostener a la cantidad de gente que se mueve con el presidente son verdaderamente extraordinarios”, dice Steve Atkiss, que coordinó los viajes de Bush desde su puesto de asesor especial de operaciones. “Y cuanto más lejos vamos, a lugares menos desarrollados, los problemas son más logísticos, desde luego”.

Los representantes de la Casa Blanca y el Servicio Secreto no han querido hablar sobre los detalles del dispositivo de seguridad, y varios asesores del gobierno han advertido que el itinerario del presidente no es aún definitivo.

Estos viajes de Obama al extranjero se producen en un momento en el que las agencias y los organismos gubernamentales, entre ellos el Servicio Secreto, están haciendo frente a unos recortes del gasto obligatorios y generalizados. El Servicio ha tenido que reducir su presupuesto para este año en 84 millones de dólares, y esta primavera anuló las visitas públicas a la Casa Blanca para ahorrar 74.000 dólares semanales en horas extra.

Muchos de los detalles de los viajes presidenciales al extranjero son secretos por motivos de seguridad nacional, y existe poca información pública sobre los costes totales. Un informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental reveló que el viaje de Clinton a seis países africanos en 1998 había costado un mínimo de 42,7 millones de dólares. La mayor parte de ese gasto fue de tipo militar, sobre todo los 98 vuelos de transporte de personal y vehículos y el establecimiento de unidades provisionales de evacuación médica en cinco países.

Muchos de los detalles de los viajes presidenciales al extranjero son secretos por motivos de seguridad nacional, y existe poca información pública sobre los costes totales

En esa cifra no entraban los costes del Servicio Secreto, que se consideraban información reservada.

El viaje de Obama puede costar al gobierno federal entre 60 millones y 100 millones de dólares, si nos guiamos por los costes de otros viajes similares a África en años recientes, según una persona que conoce los detalles del viaje y no está autorizada a dar su nombre. El documento de planificación del Servicio Secreto, que The Post recibió de una persona preocupada por la cantidad de dinero necesaria para el viaje, no especifica los costes.

“La infraestructura que acompaña los viajes del presidente está fuera de nuestro control”, dice Ben Rhodes, viceconsejero de seguridad nacional encargado de las comunicaciones estratégicas. “Los requisitos de seguridad no los impone la Casa Blanca, sino el Servicio Secreto”.

Responsables de seguridad antiguos y actuales que han intervenido en viajes presidenciales dicen que el equipo de la Casa Blanca también ayuda a decidir lo que se necesita, porque son ellos quienes planean las visitas y los parámetros. El Servicio Secreto y el ejército actúan después de estudiar el itinerario y proporcionan la seguridad que sus organismos consideran apropiada.

La primera dama, que visitó Suráfrica y Botswana sin el presidente en 2011, asistirá a diversos actos por su cuenta durante la semana. Esas visitas representan problemas logísticos añadidos, porque necesitará su propio equipo de seguridad y sus propios vehículos, como muestra el documento

Los representantes de la Casa Blanca aseguran que este es un viaje necesario desde hace ya mucho tiempo, puesto que es la primera visita de Obama como presidente al África subsahariana, aparte de una escala de 22 horas en Ghana en 2009. Las democracias emergentes incluidas en el viaje son interlocutores muy importantes en los conflictos de seguridad de la región, explica Rhodes.

Obama mantendrá reuniones bilaterales con las autoridades de cada país y tratará de forjar vínculos económicos más fuertes ahora que China está haciendo grandes inversiones en el continentes. Asimismo llamará la atención sobre los programas mundiales de salud, en especial la prevención del VIH/sida.

La primera dama, que visitó Suráfrica y Botswana sin el presidente en 2011, asistirá a diversos actos por su cuenta durante la semana. Esas visitas representan problemas logísticos añadidos, porque necesitará su propio equipo de seguridad y sus propios vehículos, como muestra el documento.

El portavoz del Servicio Secreto, Ed Donovan, no ha querido dar detalles del viaje. “Siempre proporcionamos el grado de protección necesario para crear un entorno seguro”, dice.

Dado que va a haber rápidas paradas en tres países, serán necesarios tres ejemplares de cada equipo de seguridad porque no habrá tiempo suficiente para trasladar el material entre los tres países

Según el documento del Servicio Secreto, Obama pasará una noche en Dakar (Senegal), dos noches en Johanesburgo, una noche en Ciudad del Cabo (Suráfrica) y una noche en Dar es Salaam, Tanzania.

Entre los 56 vehículos incluidos en el viaje hay limusinas para las caravanas del presidente y su mujer, un vehículo especial de comunicaciones para garantizar conexiones seguras de teléfono y vídeo, un camión con un inhibidor de frecuencias de radio en torno a la caravana presidencial, una ambulancia totalmente equipada, capaz de hacerse cargo de contaminantes biológicos y químicos, y un camión con equipamiento de rayos X.

El Servicio secreto lleva ese tipo de vehículos y cristales antibalas a la mayoría de los viajes, incluso dentro de Estados Unidos, dicen los representantes de la Casa Blanca. Pero, dado que va a haber rápidas paradas en tres países, serán necesarios tres ejemplares de cada uno, porque no habrá tiempo suficiente para trasladar el material, según el documento.

También son necesarios 100 agentes para estar de pie -es decir, encargarse de los puestos de seguridad y perímetros alrededor del presidente- en cada una de las tres primeras ciudades que va a visitar. Después, 65 de ellos recibirán a Obama en Dar es Salaam. Antes de que se anulara, esta semana, el safari en el Parque Nacional Mikumi, estaban previstos otros 35 agentes más para proteger a los Obama y sus dos hijas durante la visita.

Además, habrá entre 80 y 100 agentes que trabajarán en turnos, las 24 horas, en los equipos de seguridad de Obama y su familia, los equipos de contraataque y la coordinación logística.

El documento de planificación no ofrece un número total de agentes que van a participar en el viaje; algunos trabajarán en más de un lugar.

Los responsables de la operación dicen que el Servicio Secreto no quiere que el presidente viaje a ningún sitio sin tener cerca un centro de urgencias de primera categoría. El servicio médico de la Casa Blanca decide qué hospitales satisfacen sus criterios mediante visitas previas a los lugares incluidos en los viajes, explican.

“Es lo que se necesita para proteger al presidente de Estados Unidos”, asegura Atkiss, “independientemente de quién sea en cada momento”.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/06/14/actualidad/1371235290_191050.html

“Urgente: dos explosiones en la Casa Blanca. Obama está herido”. Así rezaba el ‘tuit’ que la agencia de noticias Associated Press (AP) ha publicado esta tarde en su cuenta de Twitter. A los pocos minutos, ya no se podía acceder a la página porque la agencia suspendió su actividad, aunque dio tiempo para que la noticia fuera retuiteada más de 4.700 veces. Poco después, el portavoz de AP Paul Colford comunicaba a Reuters que el mensaje era “falso” y APEntertainment informaba en Twitter que la cuenta principal había sido ‘hackeada’. La NBC también alertaba vía Twitter de la situación: “Ignoren cualquier ‘tuit’ sobre disturbios en la Casa Blanca”.

Un grupo que se autodenomina el Ejército Electrónico Sirio, partidario del régimen de Bachar el Asad, se ha atribuido la autoría del ataque informático a AP y a otros medios como la BBC, la CBS, el programa estadounidense 60 minutos o Al Yazira, entre otros.

El método que utilizaron los piratas para ‘hackear’ las contraseñas del personal de AP fue el clásico “Pincha aquí. Es muy importante”. Los empleados de la agencia recibieron un email en el que se les pedía que pincharan en un enlace del Washington Post y en la página que se abría posteriormente les solicitaban sus credenciales para leer la noticiasegún informa el periodista Jim Romenesko en su blog. AP avisó a sus reporteros a través de otro correo electrónico de que ignoraran ese email, pero ya era demasiado tarde.

Una imagen de la caída momentánea en el Dow Jones.

La confusión que causó su ‘hackeo’ tan solo duró unos minutos, pero fueron suficientes para provocar un momentáneo ataque de nervios en Wall Street. En cuestión de segundos, la Bolsa de Nueva York sufrió un drástico descenso de unos 150 puntos, cerca del 1% de su valor, aunque se recuperó inmediatamente. Más allá de la agitación que provocó en Twitter y en el Dow Jones, prácticamente casi ningún medio se hizo eco de la noticia.

Dada la psicosis que se vive ahora en Estados Unidos debido al reciente atentado en el maratón de Boston, en el que murieron tres personas y resultaron heridas más de 180, el portavoz de la Casa Blanca aprovechó su rueda de prensa diaria para tranquilizar a la población. “Puedo decir que el presidente está bien, acabo de estar con él”, dijo Carney.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/04/23/actualidad/1366738727_668448.html

STRINGERA Paul Kevin Curtis le delató la gracieta con la que solía terminar las entradas que escribía en los foros digitales: “Soy KC y apruebo este mensaje”. Una frase que los políticos estadounidenses incluyen en sus mensajes electorales y que Curtis escribió también en las cartas envenenadas que dirigió a Barack Obama y al senador republicano Roger Wicker.

El FBI difundió este miércoles el nombre del sospechoso y contó que sus agentes lo habían arrestado en la ciudad de Corinth como responsable de los envíos al Capitolio y a la Casa Blanca. Lo que no desveló es que Curtis ejerce como imitador profesional de Elvis y es el creador de una web paranoica en la que acusa a varios organismos federales de arruinarle la vida por descubrir miembros humanos almacenados en el refrigerador de un centro médico local.

Son sólo dos detalles de una biografía que se extiende por fascículos en distintas páginas digitales y que incluye pasajes que parecen sacados de una película de serie B. Su página de Facebook cuenta que Curtis se graduó en una escuela de negocios de Luisiana en 1990 y su perfil en LinkedIn desvela que trabajó en distintas empresas sureñas como masajista y como limpiador.

Pero pone un empeño especial en explicar su carrera como artista de variedades y se define a sí mismo como “un maestro de la imitación”. Curtis presume de tener una voz que abarca “tres octavas” y se presenta como un intérprete capaz de emular a 75 artistas. Entre ellos Roy Orbinson, Johnny Cash, Bon Jovi o Jerry Lee Lewis. Pero su testimonio deja claro que su punto fuerte es su condición de imitador de Elvis, que según dice le llevó a quedar finalista en siete ocasiones en el concurso anual de Memphis y a entrar en el Libro Guinness de los Récords al crear en 2002 el primer dúo fraterno de imitadores del ‘rey’ junto a su hermano Jack.

A Curtis se le puede ver en un sinfín de imágenes interpretando las canciones de su ídolo en residencias de ancianos y espectáculos de ideología confederada. Pero en ocasiones se confiesa desilusionado con los certámenes de imitadores de Elvis, donde según explica ha encontrado mucha corrupción. “Dejé de competir en el certamen de Memphis al darme cuenta que no le daban el triunfo a quien merecía la corona”, explica en una web del gremio. “En 2000 visité de incógnito varios certámenes que estaban amañados en varios estados y cuyos organizadores aceptaban sobornos a cambio de otorgar el galardón”.

Asegura que hizo un hallazgo siniestro mientras trabajaba en el recinto como limpiador. Asegura que abrió por error un refrigerador lleno de miembros y órganos humanos en bolsas de plástico en la morgue de la institución.

Y sin embargo Curtis creía que la ciudad natal de su ídolo (Tupelo) era la más corrupta del estado más corrupto del país. Así lo denunció en las redes sociales y así lo dejó escrito varias veces en distintos foros donde contaba sus problemas con las autoridades de la localidad.

El motivo de las cartas envenenadas de Curtis a Obama y Wicker podría ser su obsesión con el North Mississippi Medical Center (NMMC). Un hospital donde según asegura hizo un hallazgo siniestro mientras trabajaba en el recinto como limpiador. Asegura que abrió por error un refrigerador lleno de miembros y órganos humanos en bolsas de plástico en la morgue de la institución. Aquel descubrimiento cambió para siempre la vida de Curtis según la versión paranoide que cuenta en esta página web y según refleja en su novela ‘Missing parts’, cuyo subtítulo es “hasta dónde llega un hombre para destapar la conspiración del Gobierno” y que por ahora no ha logrado publicar.

“Estoy intentando desenmascarar a varios agentes en el seno del Gobierno, del FBI, de la Justicia y de la Sanidad”, escribe al hablar de su manía persecutoria. “Todos ellos están envueltos en una conspiración para arruinar mi fama en la comunidad y en un esfuerzo para destruir la reputación que me he labrado en la escena musical“.

Son palabras que Curtis escribió el 5 de marzo de 2008 y que son muy similares a una petición que publicó unos meses antes en una página de Internet. En ella Curtis acusa a sus enemigos de conspirar para disolver su matrimonio y echar el cierre a su empresa de limpieza y asegura que el ayudante del fiscal del distrito colocó una pistola cargada sobre su cabeza en un aparcamiento de la ciudad.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=QurL8yfzVq4

y Facebook están llenos de imágenes de sus hazañas como imitador del ‘rey del rock’. Pero también incluyen una fotografía en la que posa con un Lexus oscuro y una pegatina que lo identifica como “demócrata” y “cristiano”.

Rastro digital

Las primeras en percatarse de la identidad del remitente del sobre envenenado de Obama fueron dos blogueras estadounidenses, que siguieron el rastro digital de las dos frases que contenían las cartas envenenadas y encontraron ambas en su página de Facebook.

La primera era una cita de John Raymond Baker: “Ver algo incorrecto y no denunciarlo es convertirse en el cómplice silencioso de su perpetuación”. La segunda es la frase con la que se abre este artículo y con la que Curtis remachaba un alegato electoral a favor de su “amigo” Jason Shelton: un joven demócrata que lanzó hace unos meses su candidatura a la alcaldía de Tupelo que no quiere saber nada de él. “No es mi amigo y no le conozco de nada pero no deja de perseguirme. Nunca ha trabajado en mi campaña. Es un lunático y no tengo nada más que decir”, decía este miércoles a ELMUNDO.es el propio Shelton, todavía conmocionado por la detención del tipo cuya presencia había rehuido tantas veces durante la campaña electoral.

La maestra de su escuela llevó a sus compañeros a animarle cuando se presentó a un concurso de osos de peluche. Un reflejo de una personalidad inestable y narcisista que llamó la atención del FBI.

Curtis intentó difundir sus obsesiones en este foro digital dedicado a teorías conspiratorias. Pero dejó otro cabo suelto al citar sus encuentros ocasionales con el senador republicano Roger Wicker, al que estaba dirigida la segunda carta con ricina interceptada por el FBI. “Me lo encontré varias veces en banquetes y actos de recaudación. Pero siempre me pareció que estaba muy nervioso mientras hablaba conmigo y salía rápidamente por la puerta en cuanto le contaba lo que me había ocurrido en el hospital”, explica el sospechoso, que asegura que llegó a enviar una carta al senador exponiéndole su obsesión.

El hallazgo del ricino en sus cartas al Capitolio y a la Casa Blanca no llevó a Curtis a mermar su presencia digital. Hasta hace apenas unas horas sus perfiles de Twitter y Facebook reflejan palabras solidarias sobre la masacre de Boston y una referencia a un artículo del ‘Huffington Post’. Su página de LinkedIn permanecía abierta este miércoles con referencias a su pasión por el taekwondo, su aparatoso accidente de motocicleta y el día en que la maestra de su escuela llevó a sus compañeros a animarle cuando se presentó a un concurso de osos de peluche. Un reflejo de una personalidad inestable y narcisista que llamó la atención del FBI.

A Curtis le encanta hacer comentarios en los foros digitales emboscado casi siempre detrás del alias “KC4Justice”. Son palabras en las que nunca cita a Obama y en las que se antoja imposible discernir una ideología coherente. Quizá la más llamativa sea la que escribió unos días después de la muerte de Osama bin Laden en mayo de 2011. “América ha invadido países soberanos como Vietnam, Corea, Irak, Afganistán y ahora Pakistán”, escribió entonces. “Amigos. Este mundo no es un estudio de Hollywood ni un cuadrilátero de lucha. Si queréis paz en este mundo, atajad los problemas o dejad en paz a los demás. El mundo era un lugar mucho más seguro antes del 11S”.

http://www.elmundo.es/america/2013/04/18/estados_unidos/1366266947.html

La Casa Blanca, acordonada.| Afp

El FBI confirmó este miércoles que ha interceptado una carta con lo que podría ser una sustancia venenosa dirigida a Barack Obama. La misiva fue detectada este martes en una oficina postal de Washington y nunca llegó a la Casa Blanca. Los análisis preliminares detectaron que el sobre contenía ricina, la misma toxina presente en el sobre dirigido este martes al senador republicano Roger Wicker.

“La investigación sobre estas cartas permanece activa y se están recibiendo más“, ha afirmado en un comunicado el FBI. “No hay nada que indique una conexión con el ataque de Boston y sólo un análisis realizado por un laboratorio acreditado puede determinar la presencia de un agente biológico como la ricina. Esos exámenes se están haciendo y suelen llevar entre 24 y 48 horas”.

Sin haber establecido ningún vínculo con estas explosiones, el portavoz de la Casa Blanca, James Carney, ha declarado que se desconoce “si el atentado de Boston es obra de una organización o de individuo, de un terrorista extranjero o nacional“.

El sobre para el senador Wicker, el primero en ser detectado, contenía ricina que es una sustancia tóxica que puede llegar a causar la muerte de la persona que lo inhala. El servicio secreto no ha desvelado por ahora el nombre de la sustancia detectada en la carta dirigida a Obama, que se recibió en la oficina a una hora similar que la del senador.

Cuatro sobres sospechosos

En las últimas horas las autoridades han detectado otros dos sobres sospechosos dirigidos a dos senadores: el demócrata Carl Levin y el republicano Richard Shelby. Además, las autoridades cerraron los accesos a los edificios Hart y Russell del Capitolio al detectar un paquete sospechoso en el vestíbulo del primero y un sobre en la tercera planta del segundo. No obstante, parece que estos envíos no suponen ningún riesgo y se han vuelto a abrir los accesos.

Una sustancia blanca y granulada

La misiva interceptada este miércoles nunca llegó a entrar en la Casa Blanca. Fue detectada en la oficina postal donde se examina el correo dirigido al presidente y nunca estuvo en peligro su integridad. Fuentes del servicio secreto afirman que contiene una sustancia blanca y granulada muy similar a la que se encontró este martes en el sobre dirigido al senador Wicker. Aquella carta fue interceptada en una oficina del estado de Maryland que examina los envíos a los congresistas. Las autoridades desvelaron que llevaba un matasellos de Memphis y no tenía dirección en el remite. Pero la senadora demócrata Claire McCaskill dijo luego que la había enviado una persona que escribe a menudo a los políticos del Capitolio.

No es la primera vez

En 2004 tres edificios del Senado fueron desalojaron después de que las fuerzas de seguridad detectaran ricina en el correo dirigido a la oficina del líder de la mayoría republicana en el Senado. Pero al final los investigadores dijeron que las primeras pruebas habían detectado productos inofensivos como semillas de ricino que en ocasiones se cuelan durante el proceso de producción del papel. El correo generó también una fuerte psicosis en los días que siguieron a los atentados del 11 de Septiembre. Varios legisladores recibieron entonces cartas que contenían ántrax y el asuntos nunca se llegó a aclarar.

El presidente Barack Obama contará con la autoridad para ordenar un ataque cibernético de carácter preventivo en el caso de que Estados Unidos detecte una posible amenaza desde el extranjero. Fuentes oficiales consultadas por varios medios estadounidenses aseguran que la Administración quiere tomar medidas ante el creciente número de ataques sufridos por las redes informáticas del país.

El diario Financial Times adelantó también que Obama podría aprobar una orden ejecutiva para asumir nuevas competencias en materia de seguridad cibernética en los próximos días. Según The New York Times, el Gobierno de Obama ha estudiado recientemente el uso del arsenal informático del que dispone y su conclusión es que el presidente puede asumir esa competencia en caso de un ataque informático.

Obama ha trabajado durante los últimos meses en un modelo de legislación que hubiera aprobado tanto estos poderes como un marco de estándares de seguridad para proteger las infraestructuras del país así como su respuesta en el caso de sufrir un ataque cibernético. El proyecto de ley respaldado por la Casa Blanca chocó sin embargo con la oposición en el Congreso, por lo que el presidente podría apostar por una orden ejecutiva que amplíe sus competencias.

El gesto de Obama coincidiría con informaciones recientes sobre ataques por parte de piratas informáticos chinos a varios medios de comunicación estadounidensesThe New York Times, The Washington Post y The Wall Street Journal– así como a otras empresas e infraestructuras del país. El secretario de Defensa, Leon Panetta, advirtió el pasado otoño que “el próximo Pearl Harbor” podría consistir en un ataque cibernético que hiciera “descarrilar trenes de pasajeros o trenes cargados con elementos químicos letales” y que existen “casos en los que los intrusos han conseguido acceder a los sistemas de control” de diversas infraestructuras de EE UU. El Gobierno de Obama defiende que cualquiera de estos ataques sería tratado como un “acto de guerra”.

El secretario de Defensa advirtió el pasado otoño que “el próximo Pearl Harbor” podría consistir en un ataque cibernético

Según The New York Times, el Pentágono ya ha creado un nuevo mando cibernético y será de los pocos sectores que aumente su presupuesto dentro del Ejército. La legislación actual establece que EE UU sólo puede llevar a cabo misiones anti terroristas en aquellos países donde esté inmerso en una guerra, pero las nuevas normas permitirían que las agencias de espionaje accedan a redes informáticas extranjeras con el objetivo de detectar posibles ataques dirigidos hacia EE UU o introducir virus informáticos en sus sistemas para impedir su funcionamiento. “Las nuevas reglas serán altamente secretas, igual que se han mantenido los ataques con ‘drones’ hasta ahora”, asegura el Times.

Hasta la fecha, sólo se conoce una ocasión en la que EE UU ha recurrido a la informática para llevar a cabo una ofensiva contra otra nación, Irán, centrándose exclusivamente en la infraestructura de sus plantas de enriquecimiento de uranio. El proyecto, heredado de la Administración Bush, logró bloquear el funcionamiento de programa nuclear al introducir un virus informático en sus sistemas, lo que demostró que “la infraestructura de un país se puede destruir sin necesidad de bombardearla ni enviar tropas”, afirma el Times.

Los expertos aseguran que la guerra cibernética podría causar graves daños al atacar objetivos como el sistema financiero de EE UU o sus redes de transportes. La orden ejecutiva del presidente Obama, adelanta también Financial Times, quiere responder a esta amenaza estableciendo la cooperación y el intercambio de información entre el gobierno y el sector privado, así como un conjunto de estándares de seguridad para proteger las diferentes industrias del país.

Según asegura el diario tras acceder al borrador de la orden ejecutiva, ésta se centra en prevenir intromisiones en los sistemas que gestionan la red energética, los servicios financieros, empresas químicas o el suministro de agua a las ciudades. La Administración Obama ha defendido públicamente que la respuesta de EE UU a la ciberguerra debe centrarse tanto en la prevención de los ataques como en fortalecer sus sistemas informáticos para reducir sus posibles consecuencias. Sin embargo, fuentes consultadas por el Times advierten que este tipo de ataques no son siempre atribuibles directamente a un país o su gobierno, sino que pueden corresponder a grupos terroristas, por lo que su respuesta solo debería ser autorizada por el presidente del Gobierno y comandante en jefe de las tropas.

La nueva regulación se enfrenta además a dudas sobre la implicación del Pentágono en estos ataques y en su réplica a las intromisiones de otros países en sistemas informáticos de EE UU. Según adelanta el Times, la Casa Blanca establecerá que la respuesta corresponde al Departamento de Seguridad Nacional, si el asalto se ha producido dentro de territorio estadounidense, y que el Pentágono sólo se verá involucrado si así lo establece una orden presidencial.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/02/04/actualidad/1360004079_942977.html?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

Barak Obama.

Barak Obama ha reconocido que si Estados Unidos no ha intervenido aún en Siria es porque está sopesando si ello contribuiría a solucionar la crisis política o si, por el contrario, la empeoraría. La sombra de una intervención militar occidental se ha cernido sobre el país árabe desde que el levantamiento popular que sobrevino durante la Primavera Árabe se convirtió en una guerra civil. De hecho, desde el inicio del levantamiento Estados Unidos reconoció que estaba dando apoyo económico y técnico a los rebeldes, un bando en el que según ha ido avanzando la guerra se han ido abriendo más aún las diferencias en su seno, especialmente entre islamistas radicales, moderados y revolucionarios.

En la cadena CBS, ha explicado que a la hora de tomar una decisión de estas características su trabajo consiste, “en primer lugar, en mirar por la seguridad de los estadounidenses y, en segundo, en analizar si la intervención va a provocar algún cambio, si es oportuna”. “Y eso es lo que voy a seguir haciendo”, ha dicho. “En una situación como la de Siria, debemos preguntarnos: ¿Podemos marcar la diferencia en esta situación?”, ha cuestionado Obama en una entrevista publicada en la edición digital de la revista The New Republic.

“No vamos a poder controlar cada aspecto de cada transición o transformación” “Debemos asegurarnos de que, no solo mejora la seguridad de Estados Unidos, sino si es algo bueno para el pueblo sirio y para sus vecinos, como Israel, ya que se verían profundamente afectados. No se trata de empezar a disparar sin más”, ha contestado. En la misma línea, ha invitado a reflexionar sobre la reacción que una intervención estadounidense provocaría en las partes, sobre todo en el régimen de Bashar al Assad. “¿Podría dar lugar a una mayor violencia, o incluso al uso de armas químicas?”, ha indicado.

“Hay transiciones y transformaciones en todo el mundo. No vamos a poder controlar cada aspecto de cada transición o transformación, así que a veces habrá efectos colaterales, consecuencias no deseadas”, ha argumentado. A este respecto, ha apuntado: “¿Cómo podemos valorar las decenas de miles de muertos en Siria y las decenas de miles de muertes en la República Democrática del Congo?”.

http://www.publico.es/internacional/449680/obama-teme-que-un-ataque-a-siria-empeore-la-situacion

Asistentes a la marcha a favor del control de armas en Washington. / YURI GRIPAS (AFP)

Alrededor de 6.000 personas, según la organización, han marchado durante la mañana de este sábado por el centro de la capital de Washington pare mostrar su apoyo a un mayor control de las armas de fuego. Políticos, activistas, familiares de víctimas fallecidas a consecuencia de un impacto de bala, entre ellos un centenar de vecinos de Newtown, y ciudadanos provenientes de San Francisco, Seattle o Alaska, han descendido en silencio los poco más de tres kilómetros que separan la colina del Capitolio del monumento a Washington, donde se han concentrado para exigir al Congreso que trabaje unido para desarrollar una legislación sobre la posesión de armas de fuego que impida que se repitan matanzas como la que acabó con la vida de 20 niños y siete adultos en Sandy Hook el pasado 14 de diciembre. En Boston y Nueva York también de han celebrado marchas similares.

No actuamos cuando 12 jóvenes [y un profesor] fallecieron en Columbine, tampoco lo hicimos cuando murieron 33 en Virginia Tech, ni en Aurora. Si no actuamos ahora, todos seremos responsables”

Eleanor Holmes Norton

“Esto no va sobre la defensa de la segunda enmienda”, explicó en la tribuna de oradores el secretario de Educación, Arne Duncan. “Esto va sobre la responsabilidad de los que poseen armas, sobre garantizar nuestra seguridad y la seguridad de nuestros hijos”, explicó antes las miles de personas que desafiaban al frío portando carteles a favor de la prohibición de los rifles de asalto o en contra de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que justo hace una semana organizó concentraciones en varios Estados del país a favor del derecho a portar armas.

Otros sujetaban pancartas con el nombre de personas fallecidas por un arma de fuego. “Louise Dekker, Glenda Moritz, Nicolas Golbert…”. Demasiados muertos que se han ido acumulando en la conciencia de muchos ciudadanos de EE UU y que han decidido decir basta tras la matanza de Newtown. “No actuamos cuando 12 jóvenes [y un profesor] fallecieron en Columbine en 1999, tampoco lo hicimos cuando murieron 33 en Virginia Tech en 2007, no reaccionamos cuando la congresista Gabrielle Giffords fue disparada en la cabeza en 2011, no hicimos nada el pasado mes de junio cuando un individuo asesinó a 12 personas en Aurora”, se lamentó la congresista Eleanor Holmes Norton. “Todos somos culpables si no actuamos ahora”.

Entre los miles de personas congregadas frente al obelisco en honor a Washington, otro presidente, Barack Obama, estuvo muy presente. Todos los manifestantes coincidieron en alabar el plan que éste presentó hace dos semanas sobre el control de las armas de fuego y todos clamaron al unísono el célebre Yes we can, cada vez que los oradores resaltaban la necesidad del respaldo ciudadano para movilizar a la opinión pública y presionar así al Congreso para adoptar una legislación sobre el control de armas. “El programa del presidente es el principio pero os necesitamos a todos vosotros para completar el trabajo”, indicó Duncan.

Todos clamaron al unísono el célebre Yes we can, cada vez que los oradores resaltaban la necesidad del respaldo ciudadano para presionar al Congreso para que adopte una legislación sobre el control de armas

Además de en los pasillos del Capitolio –esta semana la senadora demócrata Dianne Feinstein ha presentado un proyecto de ley para reinstaurar la prohibición de las armas de asalto-, la Casa Blanca está tratando de ganar su cruzada a favor del control de armas en la calle. El vicepresidente Joe Biden participó el jueves en una charla con internautas para explicar la posición de la Administración sobre las armas de fuego y el viernes hizo otro tanto en Richmond, Virginia, uno de los Estados con más partidarios de las armas y donde se encuentra el cuartel general de la NRA, diana de muchas de las críticas de los que se congregaron bajo el monumento a Washington.

“¿Cómo pueden decir los que promueven la posesión de las armas de fuego que ellos no se sienten mínimamente responsables de las matanzas que han sucedido en este país?”, se preguntaba Suzanne Reichmond, una jubilada de 64 años. “Apelan a la Segunda Enmienda, pero nuestra sociedad es muy distinta a la que se encontraron quienes la redactaron. Estoy segura de que ahora hubieran escrito algo muy diferente”.

La matanza de Newtown ha servido de catalizador para introducir en el espectro político de EE UU el debate sobre las armas de fuego. Sin embargo, entre las propias filas demócratas, se ha observado división a la hora de secundar algunas de las propuestas del plan de Obama, en especial la relativa a la prohibición de las armas de fuego. El sábado por la mañana, muchos de los intervinientes en la manifestación han instado al Capitolio a dejar de lado el bipartidismo y a trabajar juntos para lograr una legislación que garantice la seguridad en las calles. “Nuestros representantes en el Congreso deben trabajar juntos para evitar una nueva masacre como la de Newtown”, exigió el alcalde de Washington, Vincent Gray. “Sin una acción a nivel nacional, sin una legislación federal, nunca podremos resolver el problema de la violencia derivada de las armas de fuego”, advirtió el regidor.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/01/26/actualidad/1359226290_540552.html