Posts etiquetados ‘Ministerio de Defensa’

Se trata de un extenso catálogo en el que las empresas privadas podrán buscar potenciales empleados especializados en distintas ramas, todos ellos procedentes de las Fuerzas Armadas. Una medida tras la que algunos ven una voluntad de Defensa de “adelgazar” el número de oficiales en el ejército.

Al proyecto se le ha denominado Salidas Profesionales de los miembros de las Fuerzas Armadas (SAPROMIL), y busca la reorientación laboral de los militares que así lo decidan voluntariamente.

Según indicó la subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez, el programa se trata de una  “medida complementaria de apoyo al personal a los programas de incorporación a otros ámbitos laborales acordes con el empleo militar”, especialmente dirigido a aquellos que “debido a expectativas de carrera no cumplidas o por otros factores deseen concluir su compromiso de actividad con las Fuerzas Armadas”.

El proyecto SAPROMIL ya ha sido presentado a alrededor de 200 de responsables de recursos humanos de empresas civiles en la sede del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (Madrid). Se trata, según los impulsores del programa, de seguir el modelo que ya han implantado en sus fuerzas armadas países como Estados Unidos, Francia o Reino Unido.

Consiste, básicamente, en la elaboración de una base de datos en la que figuren aquellos militares que así lo soliciten, y en la que se incluirá información específica sobre formación y cualidades profesionales, de forma que cualquier empresa que esté buscando un perfil similar pueda ponerse en contacto con el interesado y llegar a un acuerdo profesional.

Se estudia, además, un posible sistema de bonificaciones fiscales para las empresas que decidan acceder a este programa. Además, se realizarán planes de comunicación específicos entre las empresas para dar a conocer la iniciativa.

Defensa valora que las empresas no sólo han de fijarse en los criterios de formación del potencial aspirante, sino en sus capacidades de trabajo, formación moral, espíritu de sacrificio, liderazgo o compañerismo, virtudes que garantizaron los responsables del programa a estas 200 primeras empresas durante la presentación oficial.

De momento, la iniciativa se encuentra en fase experimental y aún no se ha creado la herramienta informática que permitirá a las empresas encontrar candidatos acordes a sus necesidades. Se espera que la fase de desarrollo se alargue durante todo 2013, para tener a finales de año una primera versión de la base de datos.

http://www.elconfidencialdigital.com/defensa/083479/defensa-ha-presentado-a-200-empresas-el-futuro-catalogo-de-militares-disponibles-para-ser-contratados-y-abandonar-el-ejercito

http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&ved=0CDgQFjAB&url=http%3A%2F%2Fwww.defensa.gob.es%2FGalerias%2Fdocumentacion%2Frevistas%2F2013%2Fred-294-salidas-profesionales.pdf&ei=PCqIUYmVJs3FPY2qgegD&usg=AFQjCNFW-kz8MygjjEDcq5S7FXi3Ho0jOg&sig2=UA-hOP3xQCeIeXJdKfHoqQ&bvm=bv.45960087,d.ZWU&cad=rja

El Ministerio de Defensa ha creado el Mando Conjunto de Ciberdefensa, que dirigirá y coordinará las acciones de las Fuerzas Armadas frente a los ‘ciberataques’, “una amenaza actual, real y en crecimiento para los intereses nacionales”.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, firma la Orden Ministerial 10/2013, de 19 de febrero, que publica el Boletín Oficial de Defensa (BOD), por la que se crea este mando conjunto, que dependerá del jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad).

Un general será designado comandante jefe del mando, cuya creación no supondrá incremento del gasto público, según precisa la orden ministerial.

La misión del nuevo mando es el planeamiento y la ejecución de las acciones relativas a la ‘ciberdefensa’ militar en las redes y sistemas de información y telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas u otros que pudiera tener encomendados, así como contribuir a la respuesta adecuada en el ciberespacio ante amenazas o agresiones que puedan afectar a la defensa nacional.

Respuesta

Entre sus cometidos figura el “ejercer la respuesta oportuna, legítima y proporcionada en el ciberespacio ante amenazas o agresiones que puedan afectar a la defensa nacional”.

También deberá cooperar con los centros nacionales de respuesta a incidentes de seguridad de la información, de acuerdo con lo que determinen las estrategias y políticas nacionales de ‘ciberseguridad’ en vigor.

Según destaca la orden ministerial, el conjunto de tecnologías, redes, ordenadores e infraestructuras forma parte de un nuevo dominio denominado ciberespacio que constituye una parte esencial para el funcionamiento de los países, el bienestar de los ciudadanos y la seguridad nacional.

Este dominio, según agrega la normativa, plantea “un nuevo escenario de posibilidades pero también de vulnerabilidades y amenazas que lo hacen muy atractivo para determinados actores, que aprovechándose de las mismas, quieran infligir un daño a la sociedad mediante la realización de ciberataques”.

‘Amenaza actual’

La Estrategia Española de Seguridad (2011) considera los ‘ciberataques’ como “una amenaza actual, real y en crecimiento para los intereses nacionales, haciendo hincapié en la necesidad de garantizar el uso seguro del ciberespacio”.

También la Directiva de Defensa Nacional (2012) establece que la disuasión es el resultado de disponer de unas capacidades y de la determinación de utilizarlas si fuera necesario.

La orden ministerial ahora aprobada define ‘ciberespacio’ como dominio global y dinámico compuesto por infraestructuras de tecnología de la información -incluyendo internet-, redes de telecomunicaciones y sistemas de información.

Asimismo define ‘ciberataque’ como acción producida en el ciberespacio que compromete la disponibilidad, integridad y confidencialidad de la información mediante el acceso no autorizado, la modificación, degradación o destrucción de los sistemas de información y telecomunicaciones o las infraestructuras que los soportan.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/02/26/navegante/1361881156.html

Soldados españoles paracaidistas, tropas españolas

En 2012, no se renovó el compromiso a 1.463 militares y otros 817 fueron baja por pérdida de condición psicofísica, delito o pérdida de residencia legal

Las Fuerzas Armadas han perdido cerca de 7.500 soldados y marineros en solo tres años, hasta situarse en los 78.696 que constan en la actualidad, una cifra por debajo del máximo de 80.000 efectivos de tropa que fijó el Gobierno para 2013. Esta disminución se acentuó en 2012, año en el que no se abrió ninguna convocatoria para nuevo ingreso por primera vez desde el fin del servicio militar obligatorio.

Según datos del Ministerio de Defensa, a los que ha tenido acceso Europa Press, a fecha de 1 de enero de 2013 había en las Fuerzas Armadas un total de 123.335 militares en activo, de los que 78.696 son de tropa y marinería; 15.862 son oficiales y 28.777, suboficiales. En todas las escalas la cifra ha disminuido respecto a la situación en 2012, aunque la diferencia es mucho mayor para los soldados y marineros.

Esta cifra está lejos de los 86.112 miembros de tropa y marinería que se contabilizaron el 1 de enero de 2010, tras años de incremento de personal. El 1 de enero de 2009 había 81.036 soldados y marineros y un año antes, 78.658, un número similar al actual. Desde 2010, la cifra se ha ido reduciendo de nuevo hasta llegar a la actual.

MORENÉS ANUNCIÓ UNA “REDUCCIÓN COYUNTURAL”

Esta situación se ajusta a los planes del Ministerio de Defensa de poner en marcha una “reducción coyuntural” de efectivos de las Fuerzas Armadas, tal y como ha adelantado el titular de este Departamento, Pedro Morenés, que no ha fijado el objetivo que pretende alcanzar a medio plazo. Eso sí, ha advertido que cualquier modificación en personal debe hacerse con una visión “a largo plazo” y un horizonte “por lo menos a diez años”.

Por lo pronto, el 1 de enero de 2012 había 80.626 efectivos en tropa y marinería y un año después, un total de 1.930 menos. Sin embargo, el cómputo total de bajas –voluntarias y forzosas– que se registraron el año pasado alcanza los 3.589 militares. La diferencia estriba, entre otras cosas, en que en 2012 sí hubo incorporaciones, ya que en 2011 se realizaron cuatro convocatorias para incorporar 4.300 soldados y marineros.

En total, en 2012 se registraron 848 bajas ‘forzosas’ y 2.741 bajas ‘voluntarias’, entre las que se contabilizan 1.463 por fin del compromiso. Restando del primer grupo 17 pases a la reserva y 44 fallecimientos, alcanzan los 2.250 soldados y marineros los militares que dejaron de formar parte de las Fuerzas Armadas para engrosar las listas del paro.

Entre las bajas calificadas de ‘forzosas’ se contabilizan 448 por pérdida de condiciones psicofísicas y 322 por delitos o faltas, así como otras tres por pérdida de residencia legal. El Ministerio de Defensa sigue trabajando en una normativa anunciada hace un año que garantizaría la nacionalidad a todos los extranjeros que permanezcan más de dos años en las Fuerzas Armadas.

Al ingresar en la escala de tropa, los soldados y marineros tienen ‘contratos’ de dos o tres años, que pueden ir renovando hasta un máximo de seis, momento en el que pueden acceder al compromiso de larga duración, que garantiza su permanencia en las Fuerzas Armadas hasta que cumplen los 45 años si no adquieren el carácter permanente, al que se accede por oposición.

En el caso de abandonar las Fuerzas Armadas con 45 años, se les garantiza el derecho a dos años de paro y una asignación de 7.200 euros anuales hasta la jubilación, compatible con otro empleo.

SOLDADOS A LAS ACADEMIAS Y LA GUARDIA CIVIL

En el resto de bajas ‘voluntarias’ hay 891 soldados y marineros que entraron a formar parte de las academias de suboficiales y oficiales, para convertirse en militares de carrera. Cinco ingresaron en la Guardia Civil, uno en la Policía Nacional y otros cinco se convirtieron en funcionarios como personal civil. Además, 376 solicitaron abandonar las Fuerzas Armadas.

A fecha de 1 de enero de 2013 las Fuerzas Armadas contaban con 123.335 militares en activo y 16.237 en la reserva. Es en esta situación donde se han producido incrementos respecto a 2012, ya que hay 681 oficiales más en la reserva que hace un año. En servicio activo, según datos de Defensa, el balance es negativo también para esta escala, con 303 oficiales menos. Por lo que se refiere a los suboficiales, hay 86 menos en servicio activo y 46 menos en la reserva.

http://www.europapress.es/nacional/noticia-fuerzas-armadas-pierden-7500-soldados-marineros-solo-tres-anos-20130119120007.html

El Ministerio está elaborando un completo listado de los materiales y armas de Tierra, Aire y Armada que están dándose de baja o ya han quedado en desuso, ya sea por estar al final de su vida útil, por falta de presupuesto para su mantenimiento o simplemente por haberse sustituido por otras mejores. ¿Cúanto espera sacar por él? Fuentes de Defensa han precisado que aún es pronto para hacer estimaciones…

¿El objetivo? poner a la venta este material para que lo adquieran ejércitos de otros países con sistemas de armas más veteranos. Así, Defensa podría obtener un dinero extra con el que financiar los actuales programas de la industria española de Defensa.

Según ha explicado el DGAM, general García Montaño a ATENEA, el catálogo está aún en fase de elaboración y a él se irán incorporando nuevos materiales que dejen de utilizarse este o los próximos años. Materiales que, a pesar de sus años, puedan ser interesantes para otros ejércitos.

Un catálogo lleno de oportunidades

Así, en este catálogo se encuentra a disposición de los agregados militares y comerciales, sobre todo en países iberoamericanos, desde 54 carros de combate Leopard 2 A4 -actualmente en hibernación en la Agrupación de Apoyo Logístico Nº 41 del Ejército, en Zaragoza-, hasta casi 70 Transportes Orugas Acorazados -TOA- M113, 24 obuses 155/23 remolcados de la Brigada de Infantería Mecanizada, además de todo tipo de armamento ligero. Un arsenal en el que hay desde más de dos centenares de morteros de la marca española ECIA L65 hasta más de 50.000 fusiles de asalto CETME -reemplazados en los años 90 por los actuales HK-.

Clientes interesados

Precisamente, se ha conocido esta semana que Uruguay podría estar interesado en adquirir un centenar de dichos morteros, tanto en su versión de 81 milímetros -de los que hay 138 unidades- como de 120 milímetros -hay guardados 103 unidades-. Una buena oportunidad de complementar los actuales morteros del ejército uruguayo de fabricación española -de la empresa Esperanza y Compañía-, a un precio bajo. De momento, una delegación de expertos de dicho país ha estado analizando en España el material y en 2013 podría venderse y enviarse a Uruguay. Hace pocos meses Perú también mostró interés por los Leopard 2 A4, aunque de momento no ha tomado ninguna decisión al respecto.

Por supuesto, en este catálogo también se incluirán, cuando se tome una decisión, los aviones del Ejército del Aire que no sean imprescindible para mantener la actual potencia operativa o los buques más veteranos de la Armada que se intenten vender a terceros países, para evitar su desguace.

En definitiva el negocio del ‘segundamano’ forma parte de la política de Defensa que están adoptando muchos de los ejércitos occidentales, ya que con los actuales presupuestos, más restrictivos que hace una década, se ven incapaces de mantener de forma operativa muchos de sus materiales.

Ello está motivando que muchas fuerzas armadas estén estudiando adquirir materiales usados a otros ejército a precios bajos. Y España es, tanto de compra como de venta, un agente más. Fuentes de Defensa han asegurado a ATENEA que están estudiando el material que dará de baja el Ejército estadounidense tras su retirada de Afganistán en 2013 y 2014 y entre el que pueden existir sistemas interesantes a un precio muy competitivo.

Como primer paso, el Consejo de Ministro dio el visto bueno hace dos semanas a la adquisición de dos helicópteros Sikorsky SH-60F, de la Armada estadounidense, a mitad de su vida útil, por 24,5 millones de euros. Unos modelos que suplirán las carencias de este tipo de aparatos para la Armada a la espera del novedoso Eurocopter NH90.

El negocio de mantener, más que de vender

En este sentido, el presidente de la Asociación de empresas de Tecnología de Defensa, Aeronáutica y Espacio -TEDAE-, Julián García Vargas, destacó, durante el Desayuno Atenea de diciembre, dedicado a la Industria española de Defensa, que espera que si el Ministerio tiene que adquirir nuevos materiales “espero que sean nuevos y fabricados en España pero que, si por razones de oportunidad, se adquieren pues lo deseables que, tanto su modernización como su adaptación, se realicen en España y por empresas nacionales especializadas en mantenimiento, que en los próximos años va a ser un negocio muy importante, porque tenemos un material muy moderno pero se tendrá que actualizar y va a precisar de muchas inversiones. Y si lo hacemos bien, pues será también una referencia para que estas empresas españolas ofrezcan estos servicios a terceros países”.

La UE creará un ‘Ebay’ de Defensa en 2013

El negocio del material de Defensa de segunda mano puede ser tal que la mismísima Unión Europea ha anunciado que está está trabajando en una web, que podría presentarse a mediados de 2013, bajo el nombre de eQuip y a través de la cual las fuerzas armadas europeas podrían poner a la venta sus materiales en desuso.

El procedimiento será sencillo: publicar los aviones de combate o cualquier otro material que no se utiliza, por su antigüedad o veterana tecnología, y que puede ser adquirido por otros ejércitos que carecen de él, participando en una puja o con un precio cerrado.

Así, a través de la web eQuip -actualmente no operativa-, se podría comprar material militar de los ejércitos europeos, incluso del que dejarán de usar en misiones como Afganistán, según ha informado un funcionario de la UE, que prefiere mantener su anonimato.

“En los próximos años se pueden llegar a vender, de segunda mano, hasta 200.000 vehículos y contenedores militares a través de dicha web, han explicado las mismas fuentes.

http://www.revistatenea.es/revistaatenea/revista/articulos/GestionNoticias_11243_ESP.asp