Un director de seguridad denuncia fallos de seguridad en Parquesur y lo despiden

Publicado: 16/06/2014 en Noticias Nacional
Etiquetas:, , ,

Estado en el que quedó el castillo hinchable de Leganés tras salir...

Con los focos informativos repartidos entre la final de la Champions y la jornada de reflexión de las elecciones europeas, una noticia ajena al deporte y a la política irrumpía en las redacciones la tarde del 24 de mayo. Cuatro niños de entre tres y ocho años habían resultado heridos tras salir volando el castillo hinchable en el que jugaban en Leganés.

La tragedia pudo tener consecuencias incalculables. Dos de los pequeños acabaron despedidos en lo alto de un edificio de ocho metros. Otro fue arrastrado 100 metros. Sin embargo, el parte médico de los menores, con fracturas y contusiones no particularmente graves, hizo que el alcance de la noticia quedara difuminado. Aunque no para los padres. Ni para ellos ni para un antiguo director de seguridad de Parquesur, el centro comercial en el que estaba instalada la atracción infantil accidentada.

Este ex trabajador denunció ya en 2010 las presuntas irregularidades en materia de protección contra incendios, emergencias y evacuación del establecimiento, de 150.200 metros cuadrados y con más de 200 tiendas. Lo hizo en el Ayuntamiento de Leganés (entonces gobernado por PSOE e IU) y, ante la falta de respuesta, repitió lo propio en la Comisaría de Policía Local y hasta en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Nunca ha obtenido respuesta oficial. Ni siquiera con el cambio de alcalde a uno del PP.

Una portavoz de Parquesur, propiedad de Unibail-Rodamco, asegura que el centro comercial «cumple con toda la normativa e incluso está por encima de lo que exige». Sin embargo, a petición de este periódico, no ha querido mostrarle ningún documento que lo acredite.

Tampoco en el Ayuntamiento de Leganés, con el ‘popular’ Jesús Gómez a la cabeza, han sido más explícitos con el asunto. Un portavoz responde con vaguedad que «no ha habido problemas en las inspecciones» del centro, sin especificar con qué frecuencia se hacen. Sobre el Plan de Autoprotección (un documento obligatorio en el que se deben explicar los protocolos a aplicar en caso de emergencia) indican que en la actualidad están «revisando» el nuevo que les ha hecho llegar la empresa, que «llevaba años sin presentarlo».

Los problemas del que fuera director de seguridad de Parquesur entre 2009 y 2011 empezaron precisamente cuando se estaba redactando un nuevo Plan de Autoprotección. La primera versión que le dieron, explica, hacía referencias a un estadio de fútbol. Después de alertar sus superiores al respecto, le entregaron otra versión en la que «el plan de emergencia era una copia del de un colegio», por lo que tampoco quiso dar su visto bueno. Meses después, su contrato era rescindido.

Defectos

Paralelamente, «verbalmente y por escrito», notificó a los gestores y administradores del centro comercial «la necesidad de corregir los defectos de seguridad que existían». Tal y como consta en las denuncias formales que presentó luego, «las vías de evacuación se encuentran obstaculizadas» con «áreas de descanso, macetas de grandes dimensiones, soportes publicitarios, stands de venta y kioscos de distintos tipos que carecen de licencia de actividad».

En situación de ilegalidad se encontraba de hecho el castillo hinchable que voló por los aires con cuatro niños dentro el 24 de mayo, según ha reconocido el propio Ayuntamiento de Leganés. Parquesur delegó la responsabilidad en la empresa que lo instaló -Soulpark-, a pesar de que según la Ley de Prevención de Riesgos Laborales «cuando en un mismo centro de trabajo desarrollen actividades trabajadores de dos o más empresas, éstas deberán cooperar en la aplicación de la normativa sobre prevención de riesgos laborales».

En su denuncia, el ex trabajador señalaba «el lamentable estado de las puertas de emergencia, no cumpliendo su función de compartimentación»;«algunas de las barras antipánico no funcionan o están defectuosas»; el gimnasio «carece de detección y extinción de incendios»;«la ausencia de rociadores automáticos» en el falso techo del edificio…

Si el castillo hinchable no hubiera salido volando, quizá nunca se habría sabido que no tenía ni licencia.

http://www.elmundo.es/madrid/2014/06/14/539b46bf22601dd67f8b4590.html

comentarios
  1. Parece ser y como siempre ocurre hasta que los daños no se producen no se observan este tipo de planes que aunque un gasto, en apariencia, inocuos en beneficios directos, si evitan a largo plazo gastos por responsabilidad civil o por daños a personas por cierto humanas.
    Y creo que debemos empezar a dar el valor real que tienen los planes de Autoproteccion, Emergecia y Seguridad y la responsabilidad que recae sobre el profesional de la seguridad que lo firma y autoriza para asi proteger de todo tipo de eventualidades que puedan provocar situaciones de riesgo, a PERSONAS y bienes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s