Las técnicas de robo más usadas en Madrid

Publicado: 19/06/2013 en Noticias Seguridad
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

1.- La banda de la cloaca

Las diez técnicas de robo más utilizadas en Madrid

Cuatro asaltantes accedieron a una sucursal del Banco Santander por las alcantarillas

El lunes de la pasada semana, los empleados de una sucursal del Santander situada en el número 74 de la calle de Alcalá se encontraron con una pequeña sorpresa al llegar a su lugar de trabajo: cuatro asaltantes los esperaban dentro, abordándolos y reteniéndolos en el banco.

Los ladrones habían accedido durante la noche por una alcantarilla cercana, desde donde hicieron un butrón al baño de la sucursal. Portaban armas de fuego y un machete. Estuvieron 20 minutos en el interior de la sucursal, y utilizaron bridas para maniatar a los empleados. Afortunadamente, no hubo que lamentar daños, pero los asaltantes escaparon con unos 40.000 euros por el mismo lugar por el que habían entrado, la galería subterránea.

2.- La banda del extintor

joyeria-grassy--644x362

Uno de los golpes más espectaculares de esta organización criminal fue contra la joyería Grassy, en Gran Vía

En octubre de 2012, la Guardia Civil detenía a los ocho miembros de una organización criminal conocida como «la banda del extintor» porque no dudaban a la hora de utilizar este elemento para atemorizar a los testigos e incluso para romper los vidrios de los comercios que robaban.

El líder del clan era Adán Silveira, un vallecano veinteañero conocido como el «Fernando Alonso de los aluniceros», por su temeridad al volante. Fue detenido meses atrás -en junio-, pero el juez lo dejó en libertad, y siguió delinquiendo. A la organización se le imputaron una treintena de robos a joyerías, tiendas de Tous, de telefonía, restaurantes… Muchos de ellos en la Milla de Oro de Madrid.

Uno de los golpes más espectaculares, aunque acabó en intentona, fue en enero del año pasado en la joyería Grassy, de Gran Vía, un sábado por la mañana. Ante la estupefacción de viandantes y empleados, la banda empotró dos coches contra el conocido establecimiento, pero las altas medidas de seguridad abortaron el robo y tuvieron que huir. También se les acusó de robar 20 coches de alta gama, con los que cometían los «palos», entre los que hay numerosos BMW.

3.- Los amigos de Belén Esteban

oxicorte--644x362

Un mando policial enseña a la delegada del Gobierno en Madrid Cristina Cifuentes un aparato utilizado en el oxicorte

La técnica del oxicorte lo que hace es remover el metal por una reacción química del oxígeno con el metal a elevadas temperaturas. Para mantener la temperatura se quema en oxígeno una llama de gascombustible. El oxicorte se utiliza sobre todo para asaltar cajeros automáticos. También, como en el caso de los amigos de Paracuellos de Belén Esteban, para supuestamente reventar joyerías.

Los grandes especialistas en este método consiguen abrir con un soplete el cajero, manteniendo a su vez los billete intactos. En España estos expertos incluso son contratados por bandas diferentes para llevar a cabo sus «palos».

4.- «El Taca», el rey de la lanza térmica

lanza-termica--644x362

Así quedó una cámara acorazada después de un asalto con lanza térmica

El año pasado, cuando fue detenido, «el Taca» poseía una importante fortuna: cuatro propiedades en diferentes partes de España, una cantidad de joyas considerable, relojes de gran valor y varios ordenadores, además de un plano con todas las joyerías de Valencia.

Es el rey de la lanza térmica. Esta herramienta es un tubo de hierro relleno de un haz de varillas de hierro enriquecido con silicio -para canalizar el flujo de oxígeno-, que se acopla, mediante un soporte con válvula, a una fuente de suministro de oxígeno a presión -bombonas-.

El extremo de una lanza térmica puede alcanzar temperaturas de 4.000 a 5.000 grados, por lo que derrite cualquier metal como si de mantquilla se tratase. Se utiliza sobre todo para asaltar cajas fuertes.

5.- El «Spiderman» de los hoteles

spiderman--644x362

El «Spiderman» de los hoteles utilizaba para robar su habilidad para trepar

El chileno Raúl Alberto Vega Fernández, de 59 años y residente en la capital, se ha ganado a fuerza de hurtos el sobrenombre de «Spiderman», gracias a su habilidad para trepar, forzar las ventanas y entrar en las habitaciones para hacerse con todo lo que encontraba de valor.

Fue detenido a finales de marzo y su modus operandi siempre era el mismo. Se vestía de manera impecable, con traje y gabardina. Así lograba pasar por delante de la recepción sin llamar la atención. Buscaba el lugar donde están las escaleras de emergencia y trepaba hasta llegar a las ventanas, que forzaba. Esa fue presuntamente su manera de actuar en los hoteles NH Zurbano y el Catalonia de Goya.

Otro de los detalles curiosos de este delincuente es que no es novato en estas lides. En la hemeroteca de ABC consta otra de sus detenciones, nada menos que de 1990, cuando tenía 36 años. Entonces, cayó con dos compinches, un chileno y una española, tras haber desvalijado la habitación de dos diseñadores en un hotel del paseo de las Delicias: se recuperaron 15.000 euros en joyas.

6.- El butrón, a la última

butron--644x362

Así quedó la pared de una joyería situada en la calle La Laguna, número 44, de Madrid tras un robo por la técnica del butrón

La técnica del butrón se ha puesto de moda ante las cada vez más medidas de seguridad de muchos comercios. El butrón trata, simple y llanamente, de reventar alguna de las paredes de estos establecimientos para acceder a ellos.

El butronero más voraz de los últimos tiempos, con el permiso de Cásper, es el «Niño Sáez». Con 32 años y criado en Villaverde, este profesional de la delincuencia ya acumula cerca de 40 antecedentes por robo. Uno de los más sonados es el robo de 140 kilos de droga del almacén oficial de Málaga, último hecho por el que se le ha detenido y encarcelado.

7.- Alunizajes, la antesala del gran delito

alunizaje--644x362

Las joyerías son el blanco preferido para los porfesionales de los alunizajes

El alunizaje es la técnica más habitual para asaltar casi todo tipo de comercios. Consiste en estrellar un coche contra el escaparate, atravesar el cristal y, una vez dentro, tratar de robar todos los objetos de valor en el mínimo tiempo posible para así salir pitando antes de que la policía acuda al lugar del delito.

A principios del año pasado, la Guardia Civil realizó una macrooperación en Madrid contra los profesionales del alunizaje. Detuvo a 27 personas, en el marco de la «Operación Olímpica», y recuperó diamantes, 32 kilos de oro, armas, 1,4 kilos de cocaína y casi un millón de euros en metalico.

Cuando llevan tiempo actuando por este método, pueden «profesionalizarse» y pasarse a robos más cuantiosos, como los butrones a joyerías.

8.- «Policías ful»: falsos agentes de la Ley

policiaful--644x362

Los falsos policías suelen ser paquistaníes

El último en sufrir un robo por delincuentes que se hacían pasar por policías ha sido Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, la semana pasada. Hidalgo se encontraba en el garaje de la sede de su compañía, en Pozuelo de Alarcón, cuando tres personas, que se identificaron como policías, le rociaron a continuación la cara con spray -también a sus dos acompañantes-, le robaron el maletín que portaba y se dieron a la fuga.

Aunque no es el caso de los asaltantes al presidente de Globalia, normalmente los falsos policías suelen ser paquistaníes. Seleccionan a sus víctimas en gasolineras y les siguen durante un rato hasta que les dan el alto bajo la excusa de que les van a hacer un registro antidrogas. Es entonces cuando proceden a desvalijarles. En algún caso, los asaltantes han sacado un carnet tan falso que portaba un escudo del Real Madrid.

9.- El «clan de las Bosnias», las carteristas más famosas del Metro

clan-bosnias--644x362

«El clan de las Bosnias» se mueve por las estaciones más concurridas, para aprovechar las grandes aglomeraciones

Tuvieron que acumular 330 antecedentes en diez años de actuación para que el Ayuntamiento de Madrid tomara medidas: prohibición absoulta de acceder al Metro. Esta medida, sin embargo, ha sido revocada judicialmente. Ahora se investiga si tras su exposición mediática se han «mudado» al suburbano de Barcelona, para seguir haciendo de las suyas.

El modo de actuar que utilizaban las cinco delincuentes del clan siempre era el mismo. Se desplazaban desde Leganés hasta las estaciones más frecuentadas de la ciudad, donde intentaban pasar desapercibidas simulando ser turistas. Elegían los días en los que se celebraban en el centro de la capital actos a los que solían acudir gran cantidad de personas, como partidos de fútbol, conciertos o manifestaciones.

Una vez que habían seleccionado a su víctima, casi siempre cargada con maletas o mochila, ponían en práctica diferentes técnicas para cometer los hurtos. Una de ellas es la conocida como el «método del tapón». Aprovechaban la subida o descenso de los viajeros de los vagones, al tiempo que varias de las arrestadas usaban su propio cuerpo para propiciar una leve aglomeración de personas.

En todos los casos, y una vez con la cartera en su poder, una de ellas abandonaba el lugar rápidamente utilizando una chaqueta o periódico a modo de «muleta» para esconder el objeto sustraído. Cuando se consideraba fuera de peligro cogía el dinero y se deshacía de la cartera, arrojándola a una papelera o por el hueco del ascensor. Finalmente, de forma inmediata, repartía el beneficio obtenido con el resto.

Desde que abandonaron la capital los hurtos en el Metro de Madrid descendieron un 40 por ciento.

10.- «Estranguladores» a las puertas de los garitos

estranguladores--644x362

Los delincuentes que utilizan la técnica del estrangulamiento prefieren actuar de noche

Como ocurre con los carteristas, los delincuentes que utilizan el método del mataleón o estrangulamiento se mueven por las zonas de más afluencia de turistas: Malasaña, Gran Vía, Chueca, Lavapiés o Tirso de Molina. Su técnica es sencilla y violenta a la vez. Se trata de asaltar a la víctima a la salida de discotecas y bares, siempre de noche, y agarrarlas por el cuello con los antebrazos. Con ello, se logra obstruir dos arterias carótidas y el agredido puede incluso puede perder el conocimiento. A la víctima se le roba todo lo que lleva encima.

A finales del año pasado, la Policía Nacional tomó cartas en el asunto y logró detener a cinco rumanos a los que se les imputaron 23 robos por este método. Luego, se han sucedido más operaciones, en Centro, Moratalaz y otros distritos.

http://www.abc.es/local-madrid/20130619/abci-robos-moda-madrid-201306181321_1.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s